EXPOSICIÓN ATAPUERCA

El trabajo de 1.500 investigadores y 40 años en Atapuerca, en una exposición

El trabajo realizado en los yacimientos de Atapuerca por 1.500 investigadores durante los últimos cuarenta años ha sido reunido por el Museo de la Evolución Humana de Burgos en una exposición para dar una visión de la "intrahistoria" de su trabajo.

BALANCE ATAPUERCA 2018

Los directores de las excavaciones arqueológicas de la sierra de Atapuerca: José María Bermúdez de Castro (i), Juan Luis Arsuaga (2i), Eudald Cabonell (2d)  EFE

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 15:02

El trabajo realizado en los yacimientos de Atapuerca por 1.500 investigadores durante los últimos cuarenta años ha sido reunido por el Museo de la Evolución Humana de Burgos en una exposición para dar una visión de la "intrahistoria" de su trabajo.

"40 años de excavaciones en la sierra de Atapuerca" (Burgos) está formada por 275 fotografías y otras 400 agrupadas en montajes de vídeo y permanecerá abierta hasta el próximo verano en la segunda planta del museo, aunque su director científico, Juan Luis Arsuaga, no descarta que pueda prolongarse más tiempo e incluso quedarse, total o parcialmente, en este espacio.

La directora general de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León, Mar Sancho, ha explicado que se trata de dar una visión de la "intrahistoria" de Atapuerca, por lo que la exposición está presidida por un gran panel con los nombres de los 1.500 investigadores que han pasado por los yacimientos en orden alfabético.

Entre ellos se encuentra el primer director de los yacimientos, Emiliano Aguirre, y los tres codirectores actuales, Juan Luis Arsuaga, Eudald Carbonell y José María Bermúdez de Castro.

La muestra está dividida en tres bloques expositivos que recogen los años de surgimiento y primeros trabajos, de 1978 a 1990, bajo la dirección de Emiliano Aguirre; la consolidación, de 1991 a 2000, ya con los codirectores actuales; y la internacionalización y socialización de Atapuerca.

"Nunca soñamos que nos encontraríamos en este momento en este lugar, porque pensábamos en grandes aportaciones científicas, pero no en llegar a contar con infraestructuras como el Museo de la Evolución Humana o el Centro Nacional de Investigación de la Evolución Humana", ha sostenido Arsuaga.

En su opinión, Atapuerca es un gran proyecto científico intergeneracional, que sigue creciendo y en el que se seguirá trabajando muchos años, pero también "una obra colectiva, con mucho talento y carácter integrador", en el que se invita a participar a científicos de todo el mundo, que realizan sus aportaciones.

Otro de los codirectores, José María Bermúdez de Castro, ha recordado que empezaron a trabajar prácticamente solos y ahora hay más de 200 investigadores excavando en la sierra cada verano y, sobre todo, se cuenta con el apoyo de las instituciones. "Ya no estamos solos en la colina", ha reflexionado.

También Eudald Carbonell ha hecho referencia a la importancia de la socialización del conocimiento para Atapuerca y ha destacado la importancia de la creación de la Fundación Atapuerca, que desde 1997 coordina los esfuerzos en esta materia y en el apoyo directo a los yacimientos.

De hecho, ha personalizado buena parte del proyecto en el presidente de la Fundación, Antonio Miguel Méndez Pozo; el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, "que comprendió desde el principio la importancia del proyecto; y el exalcalde socialista de Burgos Ángel Olivares, que fue el promotor del proyecto del complejo de la Evolución Humana, que incluye el museo, el centro de investigación y un auditorio.

Mar Sancho ha destacado algunos hitos que se recogen en la exposición en imágenes y que fueron "claves" para llegar al momento actual de Atapuerca.

Entre ellos, la aparición del cráneo 'Miguelón' en la Sima de los Huesos en 1992; la de restos humanos de más de 780.000 años en Gran Dolina, clasificados como la nueva especie Homo antecesor; la concesión del premio Príncipe de Asturias a los tres codirectores en 1997 y la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el 2000.

Tras considerar que Atapuerca es un "referente único en el mundo" en la socialización del conocimiento científico, Sancho ha recordado la importancia de la apertura en 2010 en Burgos del museo, el centro nacional de investigación y dos centros de interpretación en el entorno de Atapuerca y la celebración en la capital burgalesa en 2014 del congreso mundial de prehistoriadores.

Sancho ha anunciado que la culminación de la exposición será un libro que está elaborando José María Bermúdez de Castro en el que repasará la historia de Atapuerca incluyendo fotografías inéditas de su colección personal.

Lo más