Línea Editorial 30/09/2015

Un saudí en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 15:23

El pasado mes de junio, aunque la noticia no se ha conocido hasta ahora, la ONU decidió nombrar al embajador de Arabia Saudí para presidir el  Consejo de Derechos Humanos de esta organización. La decisión es escandalosa y un atentado contra todas las víctimas que sufren persecución civil, política y religiosa por parte de un régimen teocrático que lapida, decapita y crucifica de manera indiscriminada. El último caso conocido es el de un joven chií acusado de manifestarse contra la monarquía saudí durante la primavera árabe. En Arabia Saudí se impone la pena capital de manera arbitraria e indiscriminada, se calcula que entre agosto de 2014 y junio de 2015 fueron ejecutadas 175 personas. Mientras, el mundo asiste conmocionado a los brutales asesinatos perpetradas por el Estado Islámico. La diferencia es que Arabía Saudí, difusor de una de las sectas más radicales del Islam, el wahabismo, es un aliado importante de Estados Unidos y del mundo occidental. La geopolítica provoca amistades extrañas, pero en ningún caso obliga a premiar con cargos tan simbólicos a quienes alardean de su tiranía.

Lo más