Sociedad | Evolución favorable

Se reanudada la extinción aérea del fuego no controlado de Valdemorillo

Los medios áereos desplazados al incendio forestal iniciado este lunes en la sierra oeste de Madrid y que afecta a la localidad de Valdemorillo han reanudado los trabajos para atajar el fuego, que evoluciona de forma favorable pero aún no está controlado

Las urbanizaciones de Cerro de Alarcón y La Charquilla, en el municipio madrileño de Valdemorillo

Las urbanizaciones de Cerro de Alarcón y La Charquilla, en el municipio madrileño de Valdemorillo

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 03:47

Según han indicado fuentes del Centro de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid, a partir de esta mañana los 2.000 habitantes de las urbanizaciones de Cerro de Alarcón y La Charquilla desalojadas este lunes por la tarde a causa del fuego pueden regresar a sus casas. La carretera M-510 permanece cortada y la carretera de acceso a la urbanización desalojada. En la zona están trabajando este martes medios terrestres de los bomberos de la Comunidad de Madrid, retenes y efectivos de la Unión Militar de Emergencias (UME), además de 8 medios aéreos y maquinaria pesada. El incendio comenzó a las 16.45 horas de forma muy lenta y empeoró debido al viento, que ha provocado que las llamas se extendiesen con velocidad en dirección a viviendas de la zona, lo que obligó al desalojo de unas 2.000 personas de urbanizaciones de la zona. Según fuentes de la Guardia Civil, el origen puede haber estado en una chispa que saltó de una sierra radial en una obra de la zona, aunque este extremo está siendo investigado. Anoche, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, señaló en declaraciones a los medios de comunicación que el incendio no ha afectado a ninguna vivienda y que a lo largo de la noche se incorporarían al dispositivo que combate el fuego dos unidades de la Unidad Militar de Emergencias. Durante la noche, el despliegue ha protegido a las urbanizaciones de Valdemorillo a todo lo largo del perímetro del incendio. La superficie afectada por el incendio todavía no ha podido ser cuantificada.

Lo más