El padre Lombardi, portavoz de la Santa Sede, en La Mañana

"El Papa Francisco ha puesto el acento en el amor de Dios a todos"

El padre Federico Lombardi ha repasado los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI así como el nuevo estilo Papa Francisco del que ha dicho que con él "toda la comunidad se siente en camino".

Ernesto Sáenz de Buruaga y el padre Federico Lombardi en los estudios centrales de COPE

Ernesto Sáenz de Buruaga y el padre Federico Lombardi en los estudios centrales de COPE

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 10:09

El padre Federico Lombardi ha explicado en los micrófonos de La Mañana de COPE en qué consiste su trabajo como portavoz de la Santa Sede. "Es complicado porque la Santa Sede no solo es el Papa, hay diferentes instituciones. Es la secretaría de Estado, los distintos dicasterios, está el estado de la Ciudad del Vaticano, la magistratura,... Mi trabajo es coordinar la información aunque el gran protagonista sea el Papa. Yo estoy a su servicio, los demás somos solo colaboradores. Es un privilegio para mí hacer este trabajo porque las buenas de la misión del Papa son buenas nuevas. Es un gran servicio a la humanidad hablar de justicia, de grandes valores, de ayudar a los pobres. Esto es la sustancia de nuestro trabajo. Es un privilegio para mí para trabajar con los Papas para dar buenas nuevas a la humanidad".

Lombardi ha tenido el privilegio de ser portavoz de tres pontífices a los que ha conocido bien. "Juan Pablo II tenía un carisma de comunicación con las masas, con los jóvenes, tenía una capacidad de diálogo con ellas increíble y con sus viajes era un maestro de la humanidad, de las naciones. Daba una visión universal grandiosa, tenía la capacidad de decir a cada pueblo cual era su responsabilidad. Benedicto XVI es un gran intelectual, un gran teólogo y un profesor con capacidad de explicar las ideas profundas con orden y coraje para decir cuales son los riesgos de la cultura de hoy. No tenía el carisma de comunicación que los otros Papas pero sí un carisma de profundidad de conceptos y de contenidos que ha aportado una gran riqueza a la Iglesia. Y Francisco tiene la capacidad de eliminar todas las distancias. Su comunicación es tan directa con los fieles que todos sienten que el Papa está aquí. No hay ninguna distancia ni dificultad de comunicación. Es una cuestión de lenguaje y gestos espontáneos, algo maravilloso. Es un gran don para la Iglesia tener un Papa presente y cercano".

El portavoz de la Santa Sede ha destacado el trabajo que aportó a la Iglesia el Papa Juan Pablo II. "Es particular un pontificado tan largo como el de Juan Pablo II, es toda una vida. La riqueza de las distintas etapas de la vida fue un testimonio para todos".

El padre Lombardi recuerda bien un hecho reciente: el de la renuncia de Benedicto XVI. "Esta decisión no era una sorpresa total porque en los últimos meses nos dimos cuenta de que las fuerzas estaban disminuyendo. Él había reflexionado mucho sobre su responsabilidad de poder ejercer bien su ministerio. En el libro de 'La luz del mundo' lo dejó claro. Él había dicho años antes que si el Papa tenía la conciencia de que no podía hacer bien su trabajo tenía que renunciar. Cuando él sintió que sus fuerzas no estaban bien -como un alemán tenía que hacer su trabajo- lo dijo".

Federico Lombardi ha sido testigo directo de la relación actual que existe entre el Papa Francisco y el Papa emérito. "Es muy buena, muy amistosa, muy cordial. Ha habido varios encuentros directos y están en contacto por teléfono".

Lo que está claro es que el nuevo Santo Padre ha marcado un nuevo estilo. "Hay distintos signos significativos de un nuevo estilo. El hecho de estar en la casa de Santa Marta es muy importante. La misa de la mañana en la Casa de Santa Marta cuenta con una homilía en la que muestra una vida sacerdotal pastoral muy simple y cotidiana. El magisterio de la Iglesia tiene una continuidad. En lo sustancial se piensa que hay una gran revolución pero no la hay. El Papa Francisco es capaz de haber cambiado el acento de la percepción que la gente tiene del mensaje de la Iglesia. Ha puesto el acento sobre lo positivo, sobre el amor de Dios sobre todos. La gran mayoría ha entendido que la misión de la Iglesia es la misión de anunciar buenas nuevas. Sus signos no tienen fronteras en su comunicación. Para él todos son bienvenidos. Con los otros Papas era igual pero con Francisco es más evidente para todos. Él toma el teléfono, algo nuevo para mi trabajo.

¿Vendrá a España el Papa Francisco en 2015 con motivo del V centenario de Santa Teresa de Jesús? "En las prioridades de los viajes ha puesto un gran acento sobre Asia y África. Ha estado en América Latina en Río de Janeiro. Este año es la prioridad, además del viaje a Tierra Santa en mayo y luego ya veremos, Su principal preocupación es anunciar el Evangelio por el mundo de hoy empezando por los que tienen más necesidades de conocer la palabra de Dios".

Escucha la entrevista completa al padre Federico Lombardi en La Mañana de COPE.

Lo más