ESTAR INFORMADO

  • CIS | El PSOE sube medio punto en una encuesta anterior a la polémica por la tesis de Sánchez

TOROS | Las Ventas

Oreja con sabor a triunfo grande

Gonzalo Caballero regresó a Las Ventas este domingo tras su última actuación que acabó en percance el pasado 13 de julio. Y lo hizo cortando una oreja tras una gran faena. Juan Miguel Benito y Miguel Ángel León se fueron de vacío.

Gonzalo Caballero volvió a destacar en la plaza de toros de Las Ventas. LAS-VENTAS.COM

Gonzalo Caballero volvió a destacar en la plaza de toros de Las Ventas. LAS-VENTAS.COM

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:06

De nuevo Gonzalo Caballero impactó en Las Ventas por su puro concepto. De nuevo dejó entrever que nos encontramos con un novillero distinto. Aupado por su gran valor, esta vez lo puso al servicio del toreo para cuajar una de las faenas del verano venteño. Fue con el segundo, un buen novillo de La Guadamilla que rompió a embestir con nobleza y clase. Gonzalo Caballero ligó una faena repleta de temple y gusto. El madrileño se encajó y toreo con expresión y profundidad tanto en redondo como al natural, echando siempre los vuelos de la muleta para llevar muy toreado al novillo. La estocada, entera pero algo delantera y perpendicular. Y la oreja como premio a una labor maciza. No sabemos que hubiese pasado con la plaza más cuajada de aficionados o dentro de uno de los abonos de la temporada.El quinto fue otra historia. Más cuajado, con hechuras y seriedad de cuatrero. Pero por dentro solo tuvo sosería y escasa fortaleza. Gonzalo sólo pudo dejar patente su buen concepto, tirando mucho del novillo cuando a éste le costaba desplazarse. Se ovacionó su disposición.Altito de cruz salió el primero, un animal de La Guadamilla que sacó nobleza pajuna en el último tercio. Juan Miguel planteó una faena templadita aunque sin ajuste. Corrió la mano con cierto gusto por ambas manos antes de dejar una estocada que necesito de varios golpes de descabello. El cuarto sacó movilidad y nobleza en la muleta de Juan Miguel, que hilvanó tandas de limpio trazo pero sin terminar de romperse con el novillo, que hacía el avión cuando metía la cara. La faena se fue diluyendo a medida que el novillero madrileño fue acortando distancias. Al entrar a matar recibió un fuerte golpe en la pierna que le obligó a pasar a la enfermería.Rompió a embestir en la muleta el tercero. Miguel Ángel León se dedicó más a querer componer la figura que de torear. Y así, el mando es difícil de aplicar. La faena de perdió después en probaturas y desconfianzas cuando el utrero fue a menos. Tampoco mejoró la imagen con el sexto. Comenzó la faena con varios pases cambiados, pero después, la tandas fueron demasiado cortas para que lo realizado por León prendiese a los tendidos. FICHA DEL FESTEJO Madrid, domingo 27 de julio de 2014. Un cuarto de plaza. Novillos de La Guadamilla, bien presentados, con cuajo y kilos aunque muy desiguales en hechuras. De juego manejable en conjunto, destacaron por su nobleza y calidad los lidiados en segundo y cuarto lugar. Más deslucido el quinto. Juan Miguel Benito, silencio tras aviso y palmas. Gonzalo Caballero, oreja y saludos. Miguel Ángel León, silencio y silencio. INCIDENCIAS: En la enfermería fue atendido Juan Miguel Benito de "traumatismo en abductor derecho, pendiente de estudio radiológico. Pronóstico reservado".

Lo más