Línea Editorial 24/11/2015

La Moncloa, en socorro de Cataluña

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:38

Sin duda alguna, el Gobierno ha hecho lo que tenía que hacer al disponer que los fondos destinados a “rescatar” las cuentas de la Generalitat, sean  destinados directamente a la amortización de la deuda pública, así como al pago de los proveedores, a la Sanidad y a la asistencia social, que se encuentran en quiebra. El objetivo, que ha irritado al gobierno autonómico, es evitar  que el dinero de todos los españoles se utilice para subvencionar el proceso separatista, que ha disparado el déficit de las cuentas públicas. La decisión del Gobierno de Rajoy  es responsable con el conjunto de los catalanes al impedir la bancarrota de la Comunidad Autónoma, y al tiempo desvela la irresponsabilidad de sus gestores.La situación se agrava de día en día, no solo por la calificación de “bono basura” de la deuda catalana, sino por la fuga constante de empresas que buscan fuera de Cataluña la seguridad jurídica que allí no tienen. Todo esto no es más que un pálido ensayo de lo que podría ocurrir en Cataluña de seguir adelante la “desconexión” del resto de España. De ello empiezan a darse cuenta ya los propios votantes, hasta ahora abducidos por la propaganda separatista.

Lo más