Visita oficial a Francia

Manuel Valls a Felipe VI: "Usted es garante de la unidad de España"

"Usted es garante de la unidad de España", le dijo hoy el primer ministro francés, al rey de España, en el brindis previo a un almuerzo con un reducido grupo de invitados con el que agasajó al monarca y a la reina Letizia con motivo de su visita de Estado a Francia.

Los reyes Felipe y Letizia a su llegada al almuerzo ofrecido por el primer ministro francés, Manuel Valls y su esposa, Anna Gravoin. EFE

Los reyes Felipe y Letizia a su llegada al almuerzo ofrecido por el primer ministro francés, Manuel Valls y su esposa, Anna Gravoin. EFE

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:19

Según fuentes de la Casa Real española, el primer ministro, de origen español, le explicó que le parecía muy "significativo" recibir "al Borbón" en el "corazón de la República", es decir, en el Palacio de Matignon, sede de la Jefatura del Gobierno galo. También le aseguró que "Francia sin España no es nada" y le hizo notar que el tapiz que decora la sala donde se celebró el almuerzo representaba a Don Quijote en la playa de Barcelona. Además, citó a Pablo Picasso para ratificar que "nada se puede hacer en soledad", en referencia al modo en que su país se volcó para ayudar ante la tragedia aérea de Germanwings que obligó a suspender el pasado 24 de marzo la visita de Estado de los Reyes. Tomó también la palabra Felipe VI, para remarcar al primer ministro el compromiso común de España y Francia con el proyecto europeo, el cual, apuntó, debe buscar una Europa "que destierre los fanatismos que la han enfrentado" y que resumió como "una Europa de la libertad". Los Reyes almorzaron en Matignon con Valls, su esposa, Anne Gravoin, y un pequeño grupo de invitados, entre ellos la madre del primer ministro, Luisangela Galfetti. "Estamos comprometidos con el proyecto europeo, que contribuye a garantizar, no solamente la seguridad y prosperidad de nuestros pueblos, sino también una voz y un sitio en el mundo global en el que estamos inmersos", dijo el Rey en su brindis. Para el jefe del Estado español, la Europa que quieren Francia y España "debe ser una Europa del imperio de la ley, una Europa social, una Europa abierta al mundo, una Europa unida, sólida y solidaria que destierre los fanatismos que la han enfrentado". "En definitiva, una Europa de la libertad", subrayó. Felipe VI hizo también mención a la intensidad de las relaciones bilaterales: "Nuestra historia de vecindad tan larga está repleta de proyectos comunes y de relaciones humanas que hacen que nuestros países sean fundamentalmente amigos y cercanos". Es más, añadió don Felipe que esta amistad perdura "a pesar de las diferencias felizmente lejanas" que, añadió: "Hayamos podido mantener en nuestra larga historia". Por ello, se mostró convencido de que las instituciones de los dos países tienen "el deber" de impulsar esta relación, y afirmó: "Hacerla realidad con gestos que nos acerquen y proyectos que nos empujen a continuar nuestra historia compartida y construir un futuro próspero para todos". Además del ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en la comida estuvieron presentes la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, las ministras francesas de Educación, Najat Vallaud, y Cultura, Fleur Pellerin, el hispanista y premio Príncipe de Asturias, Joseph Pérez, y la cantante Luz Casal. El almuerzo se celebró al término de una intensa mañana de actos oficiales en París de los Reyes, que a primera hora inauguraron en el Ayuntamiento de la ciudad un jardín dedicado a los republicanos españoles de "La Nueve", la compañía de la división Leclerc que participó en 1944 en la liberación de París. Después, Felipe VI y su esposa visitaron el Senado, donde fueron recibidos por su presidente, Geràrd Larcher. Por la tarde acudirán a la Asamblea Nacional, ante cuyos invitados el Rey español pronunciará un discurso, tal y como hizo su padre, Juan Carlos I, en el año 1993.

Lo más