Tras la nulidad de la doctrina Parot

Libertad para los asesinos de Anabel Segura y Olga Sangrador

Emilio Muñoz Guadix y Juan Manuel Valentín Tejero saldrán en breve de la cárcel.

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:59

La Audiencia de Toledo ha ordenado hoy la la "inmediata" excarcelación de Emilio Muñoz Guadix, condenado a 43 años de prisión por el secuestro y asesinato de la joven madrileña Anabel Segura, ocurrido en 1993.    En el auto emitido hoy por la Audiencia Provincial se ordena "la inmediata puesta en libertad" de Emilio Muñoz por haber quedado extinguida su condena en virtud de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que anula la 'la doctrina Parot' y conforme al acuerdo del Tribunal Supremo del pasado día 12.    La excarcelación de Emilio Muñoz, preso en Herrera de La Mancha (Ciudad Real) se ha producido tras la petición del penado y con el informe favorable del fiscal, mientras que el resto de las acusaciones no han hecho alegaciones en el plazo concedido.    Tras esta resolución, la salida de la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) de Emilio Muñoz será, por tanto, "inminente" tras haber pasado entre rejas dieciocho años, aunque de no haberse anulado la 'doctrina Parot' tendría que haber estado otros nueve años en prisión, según han indicado a Efe fuentes personadas en la causa.    Los principales acusados por este caso fueron Emilio Muñoz Guadix y Cándido Ortiz, para quienes el Tribunal Supremo elevó a 43 años la pena que les había sido impuesta por la Audiencia Provincial de Toledo en una sentencia emitida en 1999, aunque el segundo murió hace cuatro años de muerte natural mientras cumplía condena.    Anabel Segura fue secuestrada el 12 de abril de 1993 mientras hacía 'footing' por la urbanización La Moraleja de Madrid y después fue asesinada y enterrada entre las ruinas de una antigua fábrica de ladrillos del término municipal de Numancia de La Sagra, en la provincia de Toledo, aunque se tardó más de dos años en encontrar su cadáver. OLGA SANGRADOREl asesino de la niña Olga Sangrador, de 9 años, Juan Manuel Valentín Tejero, que fue condenado a cincuenta años de cárcel por la muerte, rapto y violación de la pequeña en 1992, quedará en libertad en las próximas horas, según ha decidido la Audiencia Provincial de Valladolid.     Antes de que el Tribunal de Estrasburgo anulara la denominada "doctrina Parot", el Tribunal Supremo confirmó el pasado marzo la decisión de la Audiencia de Valladolid de mantener en prisión hasta 2025 a Valentín Tejero, al aplicar esta doctrina.     Estableció también que los beneficios penitenciarios no se descontaran del límite máximo de cumplimento efectivo, 30 años de cárcel, sino del total de las penas impuestas.

Lo más