Al ganador de un concurso

Intel paga 500.000 dólares por 1 cámara voladora

Nixie es un dispositivo equipado con una cámara que se ajusta a la muñeca como una pulsera y capaz de emprender el vuelo. Pero hay más, incluida la cámara española que se introduce en un balón y que se ha probado en partidos del club de fútbol de Córdoba.

Nixie, un mini dron

Nixie, un mini dron

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:55

El prototipo, desarrollado por un equipo de Estados Unidos y Alemania, aspira a ser popular entre los amantes de las actividades al aire libre como el montañismo o el ciclismo, que podrán inmortalizar sus aventuras con ese drone. El dispositivo prende el vuelo tras activarse un botón para tomar fotos unos segundos y regresar a la mano del propietario. Y ha ganado el concurso de informática de Intel dotado con medio millón de dólares.

La primera cámara ajustable a la muñeca hará posible la fotografía aérea, aunque el proyecto está todavía en su fase inicial y no tiene fecha de salida al mercado.

Christopher Kohstall, líder del equipo que desarrolló el prototipo, explicó en el vídeo que presentaron durante el concurso que Nixie sabe dónde está el dueño y, tras unos segundos, regresa al lugar de origen.

El propietario puede agarrarlo al vuelo y volverlo a colocar en la muñeca.

El segundo premio, por valor de 200.000 dólares, fue a parar a Open Bionics, liderado por un equipo británico que desarrolla una mano biónica de bajo coste que se hace a medida con impresoras 3D.

Joel Gibbard, fundador de Open Bionics, aseguró que su objetivo es llenar el hueco que existe en el mercado para prótesis con alta funcionalidad y bajo coste.



El tercer equipo, galardonado con 100.000 dólares, fue el de ProGlove, un guante inteligente que aspira a aumentar la productividad en las cadenas de montaje y que alerta al trabajador de situaciones peligrosas, como cuando una pieza está muy caliente, o le indica si ha ensamblado bien una pieza y su nivel de cansancio.



El primer concurso de informática ponible organizado por Intel, contó con 10 finalistas, entre ellos los españoles de FirstV1sion, una cámara que se inserta en las camisetas de los deportistas y transmite a los telespectadores el partido desde su punto de vista.


El proyecto está respaldado por Telefónica y realizó las primeras pruebas este año en partidos del club de fútbol en Córdoba.

Entre los aspirantes al premio estaba también Babybe, que busca conectar a las madres con bebés prematuros en incubadoras.

El prototipo, un dispositivo en forma de tortuga que sostiene la madre sobre el pecho, está equipado con sensores que transmiten información en tiempo real a un pequeño colchón que sostiene al bebé.

Lo más