La generación 'ni-ni'

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 19:24

La tasa de paro juvenil en España, el 46 por ciento, obliga a que una de las prioridades de la política económica del nuevo gobierno sea la creación de empleo para un segmento de población que es clave en el rendimiento productivo de un país. A este dato hay que añadir que el pesimismo se ha asentado en quienes han termiando sus estudios y no encuentran trabajo. Una generación que se encuentra en una especie de limbo de productividad, de desarrollo de sus capacidades y que ha sido definida por los sociólogos como la generación de los “ni-ni”, ni estudian ya, ni trabajan.Según los resultados de una encuesta realizada por Adecco, un 42 por ciento de los jóvenes españoles no tiene esperanzas de encontrar trabajo durante su primer año de inserción en el mercado laboral. Sorprede de forma positiva los casos de éxito de integración de los jóvenes en el mundo de trabajo de Bulgaria, Polonia y Hungría. Si los jóvenes suizos  son los más optimistas a la hora de buscar empleo y los que más confían en sus capacidades, los españoles consideran que existe un desfase entre la formación adquirida y las competencias requeridas por las empresas.  La inserción de las nuevas generaciones al mercado de trabajo debe ser una prioridad no sólo económica, también educativa. El sistema educativo debe realizar un esfuerzo añadido para que la preparación de las nuevas generaciones respoda a los requerimientos de una sociedad cambiante.

Lo más