ESTAR INFORMADO

Ángelus del domingo, 6 de abril de 2014

Francisco invita a salir de la tumba de nuestros pecados

Muchos han sido los peregrinos que se han desplazado hasta la Plaza de San Pedro para rezar el Ángelus con el papa Francisco en este V Domingo de Cuaresma, último de este Tiempo penitencial por excelencia ya que dentro de ocho días será ya Domingo de Ramos en el pórtico de la Semana Santa, la más importante del Año Ltúrgico. El Papa ha reflexionado sobre el Evangelio de la resurrección de Lázaro, que se proclama hoy, teniendo también un recuerdo por Ruanda a los 20 años del genocidio en ese país africano y por el terremoto de L?Aquila

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:29

Francisco ha iniciado su reflexión diciendo que no hay límite  ala misericordia de Dios ofrecida para todfos, idea que ha hecho repetir a los presentes varias veces antes y después de rezar el Ángelus. Seguidamente s eha fijado en el Pasaje de la resurrección de Lázaro donde ha recordado el momento en el que Cristo muestra su poder tan altamente divino que causa malestar en las autoridades y fariseos que deciden darle muerte a Él y al propio Lázaro porque su vuelta a la vida era un testimonio que molestaba., pues por su causa muchos creían en el Señor. El Pontífice ha recordado que, de la misma forma que Marta y maría, hermanas de Lázaro creen en Él, también nosotros hemos de creer en Cristo que es la Resurrección y la Vida y que si nos unimos a Él resucitaremos a una vida nueva y eterna después de cruzar el umbral de la muerte. Así como Él, nuestro cuerpo será transformado en glorioso como el suyo. El Santo Padre al referirse al momento en el que el Señor resucita a Lázaro dando el grito "¡Ven afuera!" dice que también nosotros estamos llamados a salir de la tumba d eneustros pecados y quitarnos las vendas de nuestros egoísmos que nos impiden andar según la fe que profesamos y por la que alcanzaremos un día la Salvación que Dios nos tiene prometida. Tras el rezo del Ángelus, Francisco ha querido tener un recuerdo para Ruanda, país africano que hace veinte años ahora, sufrió el genocidio más grande de su historia con la guerra civil y matanza entre tribus y, por lo tanto azsesinato entre hermanos. Por eso, el papa ha pedido que se fomente la reconciliación y s ecierren todas las heridas que puedan impedir la concordia. También ha recordado a los que sufrieron ahora hace cinco años el terremoto de L?Aquila.

Lo más