Llegados desde Italia

Europa fracasa con los menores migrantes y refugiados

El número se ha duplicado ante incapacidad de Europa para proporcionar un apoyo adecuado a los menores no acompañados.

Refugiados en la frontera austriaca. EFE

Refugiados en la frontera austriaca. EFE

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:31

El número de menores refugiados y migrantes no acompañados que han llegado este año a Europa través de Italia se ha duplicado. A los últimos datos de UNICEF sobre el incremento de niños y niñas desplazados en todo el mundo, Oxfam añade un informe que denuncia la incapacidad de Europa para proporcionar un apoyo adecuado a los menores no acompañados. A los últimos datos de UNICEF sobre el incremento de niños y niñas desplazados en todo el mundo, Oxfam añade un informe que denuncia la incapacidad de Europa para proporcionar un apoyo adecuado a los menores no acompañados.Cada día una media de 28 menores no acompañados quedan excluidos del precario sistema de acogida italiano. Los menores que permanecen en él viven durante prolongados períodos en centros de detención de facto, en condiciones inadecuadas e inseguras y recibiendo poca o ninguna información sobre sus derechos. Muchos de los menores se escapan de estos centros, optando por vivir en la calle, expuestos por tanto a mayores peligros. Oxfam advierte que esta situación es un ejemplo más de que el actual enfoque migratorio de la Unión Europea es totalmente inadecuado.Desde que los gobiernos decidieron cerrar la ruta a través de los Balcanes occidentales y la Unión Europea llegó a un acuerdo con Turquía, Italia se ha convertido de nuevo en el principal punto de llegada de refugiados y migrantes a Europa. De acuerdo con las últimas cifras de ACNUR el número de menores no acompañados que ha llegado a Italia en 2016 se ha incrementado de forma significativa y representa ahora el 15% del total de llegadas. Hasta finales del mes de julio, 13.705 menores no acompañados habían llegado a Italia, una cifra que supera el total de 2015 (12.360 niños y niñas).Italia se muestra incapaz de hacer frente a este incremento. A pesar de los esfuerzos de muchas ciudades, regiones y organizaciones de la sociedad civil, el sistema de acogida del país está lejos de ser el apropiado para proteger a los niños y niñas migrantes no acompañados y sus derechos. Por ejemplo, los centros de registro, creados por las autoridades europeas e italianas para registrar las llegadas y acelerar el retorno de los solicitantes rechazados, están saturados y ni siquiera cuentan con infraestructuras de saneamiento adecuadas. Aunque se supone que la estancia máxima en estos centros es de 48-72 horas, muchos niños y niñas permanecen en ellos incluso hasta cinco semanas sin apenas recursos, sin ni siquiera poder cambiarse de ropa ni de muda, ni llamar a sus familias en sus países de origen o a familiares que residen en Europa.Oxfam hace un llamamiento al Gobierno italiano y a sus homólogos europeos para que adopten medidas urgentes que proporcionen de forma sistemática alojamiento y apoyo adecuados a los menores no acompañados, con el fin de que puedan vivir en condiciones de seguridad y dignidad.

Lo más