Las secuelas de la tragedia en La Mañana

Entre los escombros del 11-S estaba el cáncer

Nuestro experto en ciencia Jorge Alcalde ha explicado en COPE cómo las sustancias de la Zona Cero afectaron terriblemente a la salud de los cientos de voluntarios y equipos de emergencias.  Los casos no han hecho más que aumentar hasta superar los 2.500.

Se tardaron cinco meses en apagar el incendio de las dos torres.

Se tardaron cinco meses en apagar el incendio de las dos torres.

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 13:07

Trece años después del atentado del 11 septiembre de 2001, un estudio confirma que más de 2.500 personas contrajaeron cáncer durante las labores de rescate y desescombro. Cáncer que además podría extenderse a vecinos y trabajadores de la zona cero. Según explica el experto en ciencia de La Mañana, Jorge Alcalde, las sustancias de los edificios "al tomar contacto con las llamas se vuelve tóxicas y si se inhalan pueden derivar en cáncer". De hecho, apunta, "de las miles de toneladas de escombros, el 50% eran no toxicos pero el otro 50% eran muy tóxicos", por lo que las probabilidades eran altas. A pesar de que los equipos de seguridad y los casi 37.000 efectivos que participaron en las labores de rescate, sabían que el riesgo era alto, asumieron el peligro de inhalar esas sustancias. La posibilidad de que haya más personas afectadas de las que registra este estudio, se refleja en que el incendio de las torre se tardó en apagar cinco meses, el mismo tiempo en el que vecino y trabajadores estuvieron expuestos a esos materiales. Se trata por tanto de personas que se convierten trece años después en víctimas de la barbarie.  Entre los escombros del 11-S estaba el cáncer

Lo más