Boletín

LUNA ANIVERSARIO

Director del IEEC: "la Luna es un laboratorio perfecto para llegar más lejos"

El director del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC), Ignasi Ribas, afirma que la Luna sigue interesando al hombre, aunque haga años que no ha vuelto a pisarla, porque "es un laboratorio perfecto" para llegar más lejos en el Espacio.,Desde la primera llegada humana a la Luna, de la que el próximo día 20 se cumplen 50 años, ha habido seis alunizajes tripulados entre 1969 y 1972 y otros no tripulados, con un total de doce personas que han pisado el satéli

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:09

El director del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC), Ignasi Ribas, afirma que la Luna sigue interesando al hombre, aunque haga años que no ha vuelto a pisarla, porque "es un laboratorio perfecto" para llegar más lejos en el Espacio.

Desde la primera llegada humana a la Luna, de la que el próximo día 20 se cumplen 50 años, ha habido seis alunizajes tripulados entre 1969 y 1972 y otros no tripulados, con un total de doce personas que han pisado el satélite de la Tierra.

A la pregunta de si algún día el hombre volverá a la Luna, Ribas, quien también es investigador del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CISC), responde que "la Luna sigue interesándonos ya que representa el laboratorio perfecto para probar tecnologías que podrían permitir a las misiones tripuladas viajar algún día más lejos en nuestro Sistema Solar, principalmente a Marte".

Según Ribas, la llegada a la Luna fue una gran hazaña para la ciencia porque desveló muchas cosas de su composición gracias a los 21,5 kilos de material lunar que se trajeron de vuelta a la Tierra.

En las muestras geológicas se encontraron dos tipos de rocas, basalto y brecha, y se descubrieron tres nuevos minerales: armalcolita (llamado así por la combinación de los nombres de los astronautas), tranquilita y piroxferroita, que también se encontraron posteriormente en la Tierra.

Para el director del IEEC, el alunizaje también tuvo beneficios para la sociedad porque "muchas de las tecnologías que utilizamos en nuestra vida cotidiana no habrían sido posibles sin la exploración espacial".

Los sistemas de purificación de agua, por ejemplo, utilizados hoy en día para matar bacterias en piscinas, fueron creados para purificar el agua potable de los astronautas, y los termómetros de oído usan tecnología de astronomía infrarroja para medir la cantidad de energía emitida por el tímpano.

Las aspiradoras de mano inalámbricas se diseñaron para recoger muestras en la Luna, y las cámaras de los teléfonos, lentes resistentes a los arañazos, TAC y radiografías o LED, son inventos y tecnologías que se originaron en la era espacial o se beneficiaron de ella, ha subrayado.

Los investigadores del IEEC y del Centro de Estudios e Investigaciones Espaciales de la Universidad Autónoma de Barcelona están participando en el proyecto MELiSSA (Micro-Ecological Life Support System Alternative), que se inició hace 30 años para probar la viabilidad de una misión espacial tripulada de largo alcance.

El objetivo es lograr el reciclaje completo de todos los compuestos químicos de una manera autosostenible y sin ningún tipo de suministro externo.

La planta piloto instalada en el Campus de la UAB, que dirige ell investigador Francesc Gòdia, es capaz de simular este entorno a pequeña escala para demostrar la viabilidad del proyecto y es el único laboratorio en Europa -este año celebra su décimo aniversario- que demuestra los sistemas de soporte vital de ciclo cerrado, un sistema de regeneración circular que produce agua, alimentos y oxígeno recuperados a partir de residuos, dióxido de carbono y minerales.

Otra misión de exploración con participación de miembros del IEEC es la Mars2020, de la NASA, que se ha puesto en marcha para encontrar pruebas de que hubo vida en el planeta rojo. Para ello llevará a bordo una serie de instrumentos con los que se podrán analizar las rocas en busca de posibles huellas químicas de vida.

Ribas ha explicado que, con motivo del 50 aniversario de la llegada a la Luna, el IEEC ha organizado un concurso en las redes sociales que anima a observar la Luna y fotografiarla, compartiendo la imagen en las redes con el hashtag #IEECspace y etiquetando al IEEC en Twitter o Facebook.

De las 10 mejores fotografías recibidas, el equipo directivo del IEEC seleccionará a dos ganadores.

Lo más