Boletín

Cuatro personas reciben asistencia sanitaria en la Nit de l’Albà de Elche

Aunque ninguna de ellas ha sido atendida en un centro hospitalario

Cuatro personas reciben asistencia sanitaria en la Nit de l’Albà de Elche

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 03:31

Un total de cuatro personas han recibido asistencia sanitaria en la Nit de l'Albà de Elche (Alicante), aunque ninguna de ellas ha sido atendida en un centro hospitalario, según el primer balance de heridos dado a conocer por el alcalde ilicitano, Carlos González, a las 01.30 horas de hoy.

González ha informado que las cuatro personas atendidas han sido por heridas leves y todas ellas por caídas de caña durante el espectáculo de la Nit de l’Albà, según ha informado en declaraciones a los periodistas.

“La noche transcurre con normalidad y esperamos que la tónica sea la misma y no se produzcan más heridos”, ha afirmado el alcalde, quien ha destacado el ritmo e intensidad de la Nit de l’Albà que ha tenido como colofón una palmera de la Virgen “espectacular, esplendorosa y luminosa”.

El espectáculo pirotécnico de la Nit de l’Albà, llena de luz y color el cielo de Elche en la noche del 13 de agosto con más de 64.000 cohetes y 420 palmeras. Tiene como colofón el lanzamiento de la Palmera de la Virgen desde la torre del campanario de la Basílica de Santa María, que alcanza una altura de 250 metros y un diámetro de 600 durante 25 segundos.

Esta tradicional fiesta ilicitana comenzó en la Edad Media, cuando las familias de Elche celebraban la festividad de la patrona de la ciudad, la Virgen de la Asunción, con el lanzamiento de un cohete por cada uno de sus hijos.

Siglos después se ha convertido en un multitudinario espectáculo pirotécnico en el que participa toda la ciudad con el lanzamiento de productos pirotécnicos desde todos los puntos de la ciudad.

Ninguno de los atendidos hasta la 01.30 horas de la madrugada procedía de la ‘Carretillà’, una celebración que se lleva a cabo cada año tras la finalización de la Nit de l’Albà, en la que los participantes se lanzan ‘petardos voladores’ en el interior de una zona acotada.

Los asistentes acuden a este recinto autorizado por el Ayuntamiento, y situado en un aparcamiento junto a l'Hort del Monjo (Huerto del Monje) equipados con ropa gruesa y elementos de protección como cascos, guantes y botas para evitar quemaduras por la explosión de los materiales pirotécnicos empleados en las carretillas.

Para acceder al recinto, es necesario realizar un curso de formación para obtener el carné de Consumidor Reconocido como Experto (CRE), ya que está prohibido el lanzamiento de carretillas en otro punto de Elche, y para ello se establecen sanciones de hasta 3.000 euros.