Cómo poner las cadenas de nieve en las ruedas de tu coche

Mira el vídeo para saber cómo se pone, en cinco sencillos pasos, las cadenas para la nieve de las ruedas de tu coche

 

  • item no encontrado

Redactor COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10:23

No hace falta temer a las cadenas de los neumáticos de tu coche. No muerden, y aunque parezca imposible, a pesar de la nieve, pueden ponerse de forma sencilla en estos cinco pasos. Cuando empiece a nevar o la espada láser de la Guardia Civil te lo indique, esperamos desde la Cadena COPE, que ya hayas visto este vídeo.

1. Comprobar la equivalencia 

En primer lugar, debemos comprar unas cadenas que sirvan para las ruedas de nuestro coche. En la caja de las cadenas aparecen las medidas equivalentes, mientras que podremos encontrar el tamaño del neumático en su lateral.

2. Colocar las cadenas

Lo más difícil de poner las cadenas, es que estén como el cuarto de un adolescente. Así de simples. La clave está en desenredarlas, y que no vuelvan a enredarse hasta el final. Elevamos el arco que las sujetas de forma que parezcan una canasta de baloncesto, y sin que se desordenen, lo pasamos por detrás de la rueda. Elevamos ambos extremos hasta la parte superior, y echamos el cierre.

3. Primera sujeción

Cuando tengamos los dos extremos sujetos, pasamos las ruedas por encima de la rueda. Y vamos con el primer cierre. Cable amarillo con cable rojo. Acercamos la cadena amarilla a la fijación roja y las unimos. Así, en común alegría. Fácil.

4. Tensar las cadenas

Ahora nos vamos con la cadena roja sobrante, con la que tensaremos las cadenas. Se trata de fijarlas lo mejor posible a la rueda, para que no se resbalen en la nieve.

5. Volver a tensar

Y por último, como en el champú. Enjabonamos, aclaramos, y volvemos al paso uno. Después de haber tensado las cadenas por primera vez, nos subimos al vehículo, lo movemos unos metros y volvemos a parar. Desencajamos la cadena roja de las sujeciones y volvemos a tensar todo lo que podamos. Y 'voilá'. 

Ya tenemos nuestras cadenas en nuestras ruedas motrices, para 'surfear' perfectamente por la nieve a 50 km/h. Y si usted no ha entendido absolutamente nada con esta explicación, vuelva a ver el vídeo en la parte superior.

Etiquetas

Lo más