INVESTIGACIÓN CEREBRO

Centro Evolución Humana colabora en nueva técnica visualizar tejido cerebral

El Laboratorio de Microtomografía Computarizada del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH) colabora en la implementación de una nueva técnica que permite distinguir entre la sustancia blanca y la sustancia gris del cerebro de los mamíferos, ha informado el centro en nota de prensa.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 18:59

El Laboratorio de Microtomografía Computarizada del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH) colabora en la implementación de una nueva técnica que permite distinguir entre la sustancia blanca y la sustancia gris del cerebro de los mamíferos, ha informado el centro en nota de prensa.

Belén Notario Collado, responsable del Laboratorio de Microtomografía computarizada, forma parte del equipo que ha publicado en la revista 'Archives Italiennes de Biologie' una técnica para utilizar el tejido nervioso post-mortem mediante la tomografía computarizada de rayos-X, que permite una clara diferenciación entre la sustancia blanca y la sustancia gris del cerebro.

En el CENIEH se ha llevado a cabo el escaneado y el análisis con este tejido cerebral post-mortem de un mamífero, en concreto de un cordero.

El alto contraste logrado entre los dos compartimentos del encéfalo, así como la alta resolución obtenida, diez veces superior a la lograda por la técnica que se utilizaba hasta ahora, la micro-resonancia magnética, permite la segmentación y posterior reconstrucción en 3D de la sustancia blanca.

En el estudio, liderado por la Universidad Complutense de Madrid, se concluye que la nueva técnica abre el camino para cuantificar la sustancia blanca en material post-mortem de cualquier región del encéfalo, principalmente de la corteza cerebral y el cerebelo.

Además, con esta técnica se pueden visualizar también otros elementos neuronales y no neuronales del tejido nervioso, como la piamadre, que es la meninge interna que protege el sistema nervioso central, y los vasos sanguíneos, así como otras partes anatómicas

La técnica se ha probado ya con otros mamíferos, como el cerdo, y se ha aplicado al estudio anatómico de invertebrados, aunque aún no se ha aplicado al cerebro humano.

Lo más