EXOPLANETAS INVESTIGACIÓN

Agencia Espacial Europea pone este año su foco científico en los exoplanetas

La Agencia Espacial Europea (ESA), dentro de su programa de ciencia y exploración, lanza una misión al año y en 2019 toca Cheops, un proyecto para estudiar exoplanetas con un fuerte peso de la tecnología española y que se lanzará entre octubre y noviembre.,Su objetivo, tomar mediciones precisas de centenares de exoplanetas -fuera de nuestro sistema solar- que orbitan estrellas brillantes cercanas; sobre todo, la misión se centrará especialmente en

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 14:02

La Agencia Espacial Europea (ESA), dentro de su programa de ciencia y exploración, lanza una misión al año y en 2019 toca Cheops, un proyecto para estudiar exoplanetas con un fuerte peso de la tecnología española y que se lanzará entre octubre y noviembre.

Su objetivo, tomar mediciones precisas de centenares de exoplanetas -fuera de nuestro sistema solar- que orbitan estrellas brillantes cercanas; sobre todo, la misión se centrará especialmente en aquellos cuerpos en el rango de tamaños de la Tierra a Neptuno.

Al determinar el tamaño de estos planetas y combinar la información con datos ya conocidos de sus masas, Cheops permitirá calcular la densidad de cada planeta y caracterizarlos como, por ejemplo, cuerpos de lava o de roca -como la Tierra-, o gaseosos.

Así lo han señalado en una sesión informativa celebrada hoy en la sede de la ESA en Madrid, el director de Ciencia de la agencia, Günther Hasinger, y el recientemente incorporado jefe de Operaciones Científicas de la ESA, Markus Kissler-Patig.

Desde que en 1995 se descubriera el primer planeta extrasolar, se han confirmado casi 4.000 que orbitan una estrella distinta al Sol.

Cheops, diseñada para que dure tres años y medio extensibles a cinco años, se fijará en un centenar de planetas y lo hará, en parte, gracias a una fuerte contribución de la ciencia e ingeniería españolas.

La plataforma de Cheops está basada en la de Ingenio (satélite español óptico de observación de la Tierra, aún por lanzar) y su contratista principal es Airbus Defense & Space España, que lidera un consorcio de 24 empresas de 11 países; 7 son españolas (además de Airbus, GMV, Crisa, Rymsa, Iberespacio, Invertia y HV Sistemas).

Se trata de una misión "low cost" (de unos 50 millones de euros) y es la primera de clase S (small -pequeña-) que la ESA pone en marcha.

Aunque está liderada por astrónomos suizos, es el primer satélite de la ESA que se ha construido mayormente en España (la participación española está entre el 50 y 60 por ciento).

En las instalaciones de Airbus en Madrid ya se han hecho ensayos ambientales del modelo estructural, se han montado todos los equipos de vuelo de la plataforma y se ha validado el software.

Además, se han hecho ensayos con los paneles solares y de navegación, y pruebas de baterías; todas con éxito, según la compañía.

El telescopio con un fotómetro para medir la luz de las estrellas se ha realizado en la Universidad de Ginebra y Airbus España lo tiene ya en sus instalaciones, integrado en la plataforma; fuentes de la ESA creen que Cheops podría transportarse al puerto espacial europeo de Kurú, en Guayana Francesa, en verano.

Se lanzará en un cohete Soyuz, junto con un satélite italiano: la ventana de lanzamiento es del 15 de octubre al 14 de noviembre.

Cheops, que orbitará a 800 kilómetros de la Tierra, tiene forma de cilindro y tamaño parecido al de un frigorífico mediano (el satélite completo, plataforma y telescopio, mide 1,5 metros de alto y 1,5 metros de diámetro); el peso es de unos 280 kilogramos.

Esta misión, que también cuenta con una importante contribución portuguesa, será la antesala de otras dos misiones de exoplanetas, Plato y Ariel, que la ESA prevé lanzar en la próxima década.

Además de Cheops, el director científico de la ESA ha hablado del próximo Consejo Ministerial de 2019 en Sevilla, donde se aprobarán proyectos por más de 12.000 millones de euros para continuar en la Estación Espacial Internacional, participar en la futura estación lunar -Gateway- o para proyectos de basura espacial.

Entre las novedades por las que podría apostar la ESA está la de un proyecto conjunto con la NASA para estudiar Urano y Neptuno; la intención es que se pudieran lanzar las dos misiones, para cada uno de los planetas gigantes helados, a la vez y a partir de 2030.

Lo más