GOBIERNO GENERALITAT

Torra no ocupa de momento el despacho que usaba Puigdemont en la Generalitat

El presidente catalán, Quim Torra, no ha ocupado de momento el despacho que usaba Carles Puigdemont en el Palau de la Generalitat, porque está pendiente de unas obras y porque tampoco tiene decidido si se instalará en esta estancia.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:25

El presidente catalán, Quim Torra, no ha ocupado de momento el despacho que usaba Carles Puigdemont en el Palau de la Generalitat, porque está pendiente de unas obras y porque tampoco tiene decidido si se instalará en esta estancia.

Según han informado fuentes del entorno de Torra, el presidente catalán, al día siguiente de su toma de posesión, ha acudido al Palau de la Generalitat sobre las 9.15 horas de la mañana para trabajar con su equipo, con la mirada puesta en la composición del Govern, que podría tomar posesión el próximo miércoles.

Las mismas fuentes han indicado que Torra aún no ha tomado una decisión sobre si ocupará el despacho de su predecesor, después de optar ayer por no colgarse el medallón que distingue a los presidentes de la Generalitat, en un gesto para dejar claro que sigue considerando a Puigdemont como el "presidente legítimo".

En todo caso, el despacho tampoco se puede usar de momento porque está pendiente de unas obras de remodelación del suelo, según fuentes de la Generalitat, que no concretan la estancia que está haciendo servir el president para trabajar.

Torra, que hoy quería ir a visitar a los presos soberanistas, hará el desplazamiento finalmente el próximo lunes, y le servirá para conocer de primera mano si los exconsellers Jordi Turull y Josep Rull quieren aceptar su oferta de "restitución".

También podrá conversar con el líder de ERC, Oriol Junqueras, y el resto de presos antes de cerrar el Govern, cuya toma de posesión podría retrasarse hasta el miércoles, mientras sigue abierta la incógnita de si es legalmente posible la pretendida restitución, algo que analiza el equipo de Torra.

Por otro lado, el nuevo presidente catalán, según la declaración de bienes que presentó en el Parlament cuando ingresó como diputado de JxCat, tiene dos viviendas en propiedad al 50% por valor de 177.500 euros y 75.000 euros, y es propietario al 100% de otros tres pisos y una finca rústica recibidos en herencia y valorados, en total, en 203.000 euros.

Dispone, asimismo, de 165.000 euros en cuentas corrientes y depósitos, y otros 90.000 en planes de pensiones, además de ser propietario de la editorial Acontravent (valorada en 19.000 euros) y de una vehículo Opel Moka, del que le quedan por amortizar 12.000 euros de crédito.

Lo más