Un soldado norteamericano se declara culpable de haber apoyado a Daesh

Kang ha aceptado cumplir una condena de 25 años de prisión y al menos 20 de libertad supervisada

Un soldado norteamericano se declara culpable de haber apoyado a Daesh

 

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:34

Un sargento de primera clase del Ejército estadounidense se declaró este miércoles culpable de intentar proporcionar apoyo material al grupo terrorista Estado Islámico (ISIS), informó el Departamento de Justicia de EEUU. Ikaika Erik Kang, de 35 años, aceptó su culpabilidad de cuatro cargos por tratar de asistir al ISIS, después de ser acusado en junio del año pasado, señala un comunicado del Gobierno estadounidense. Como parte de un acuerdo de declaración de culpabilidad alcanzado con Estados Unidos, Kang aceptó cumplir una condena de 25 años de prisión y al menos 20 años de libertad supervisada.

La sentencia de este caso llegará el próximo 10 de diciembre por parte de la jueza federal Susan Oki Mollway, de Hawaii, que, en caso de aceptar el pacto de culpabilidad, impondrá la pena ya acordada. "Kang juró defender a Estados Unidos como miembro de nuestro ejército, pero traicionó a su país al jurar lealtad al ISIS y al intentar brindar apoyo material a esa organización terrorista extranjera", apuntó en un comunicado el secretario de Justicia auxiliar de Seguridad Nacional, John Demers. "Con la declaración de hoy, él será considerado responsable de sus crímenes", añadió. Este es el primer caso en el estado de Hawaii (EEUU) en el que alguien ha sido declarado culpable de intentar proporcionar apoyo material a una organización terrorista, según el agente especial del FBI a cargo de la oficina de Honolulu, Sean Kaul.

De acuerdo con los documentos judiciales y la información presentada en la corte, Kang simpatizó con ISIS al menos a principios de 2016, periodo en el que regularmente veía videos de propaganda en línea de esa organización, incluyendo algunos de ejecuciones violentas de civiles y militares. El ex sargento, además, "hizo numerosas declaraciones en apoyo de Estado Islámico y expresó su deseo de unirse".

Las autoridades locales y federales ya estaban entonces vigilando sus movimientos y planearon una estrategia para poder arrestar a Kang unos meses después. Kang se reunió en numerosas ocasiones con agentes encubiertos del FBI que creía que tenían conexiones con ISIS y les proporcionó documentos militares confidenciales con la intención de que luego llegaran a la banda terrorista. El que fuera miembro del Ejército estadounidense también consiguió un pequeño avión no tripulado o dron e indumentaria militar para los que creía que eran sus cómplices, además de entrenarlos militarmente en combates cuerpo a cuerpo.

Kang describió también cómo el Estado Islámico podría utilizar el dron para rastrear los movimientos de las tropas de EEUU y obtener una ventaja táctica al evadir los vehículos blindados estadounidenses. En julio de 2017, juró lealtad al Estado Islámico y a su líder, Abu Bakr al-Baghdadi, en una ceremonia dirigida por el supuesto líder del ISIS, que en realidad era un agente del FBI y que, posteriormente, arrestó a Kang.

Lo más