MEMORIA HISTÓRICA

Sigue como edil el exalcalde salmantino que insultó al presidente del Senado

Juan Antonio Benito de Dios seguirá como concejal en el Ayuntamiento de Pajares de la Laguna (Salamanca), después de abandonar la Alcaldía tras la polémica creada por la carta que envió al presidente del Senado, Pío García-Escudero, en la que le llamaba "mamporrero" y criticaba la ley de memoria histórica.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13 abr 2018

Juan Antonio Benito de Dios seguirá como concejal en el Ayuntamiento de Pajares de la Laguna (Salamanca), después de abandonar la Alcaldía tras la polémica creada por la carta que envió al presidente del Senado, Pío García-Escudero, en la que le llamaba "mamporrero" y criticaba la ley de memoria histórica.

Apenas 15 minutos ha durado la sesión plenaria que ha celebrado el Ayuntamiento de Pajares de la Laguna, integrada en su totalidad por cinco miembros del Partido Popular, en la que se ha conocido oficialmente la dimisión del hasta ahora alcalde Juan Antonio Benito de Dios.

En la sesión, el secretario municipal ha dado cuenta del escrito de renuncia entregado por Benito de Dios el pasado 2 de febrero, dos días después de que el Senado trasladara a la Fiscalía una carta a García-Escudero en la que el entonces primer edil le llamaba "mamporrero" por tramitar una petición del senador de Compromís Carles Mulet para que cumpla la Ley de Memoria Histórica.

Además, en la misiva nombra "indigente mental" al expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero y se refiere a Carles Mulet como un "individuo" que "pertenece a una pandilla de, salvo excepciones, vagos y maleantes, violentos y antisistema, delincuentes y matones, proterroristas y antidemócratas".

Tras la renuncia de Benito de Dios, que se ha despedido con un "hasta siempre", a pesar de mantener su acta de concejal, ahora se abre un plazo de diez días para nombrar al nuevo regidor y mientras será el teniente de alcalde, Juan Antonio Valle de Dios, el que asuma la presidencia de la Corporación de Pajares de la Laguna.

El exalcalde, que no ha admitido preguntas de los periodistas, se ha limitado a agradecer el apoyo de los concejales a lo largo de sus casi tres legislaturas como máximo responsable municipal.

En la sesión celebrada, sin apenas público salvo los medios de comunicación, se ha aprobado el acta de la sesión anterior celebrada el 24 de noviembre de 2017 en la que, además de incluir la liquidación del presupuesto y otros asuntos de menor calado, también se recoge el acuerdo de contestar a los dos escritos remitidos por el Senado "que se estaba estudiando" el cambio del nombre de una calle -Salas Pombo- en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

En este sentido, el concejal Ildefonso Armenteros, en declaraciones a los periodistas, ha sostenido que los ediles no tenían conocimiento de la carta que "a título personal" remitió el alcalde a la Cámara alta y que se enteraron de su existencia a partir de la polémica suscitada.

"Lo desconocíamos y le hemos manifestado que no nos parecía correcto lo que había hecho, primero mandando la carta sin nuestro permiso y luego en los términos en los que lo ha hecho", ha detallado Armenteros, también del PP.

Ha insistido en que la decisión que adoptaron precisamente en esa sesión de noviembre fue la de estudiar el cambio del nombre de la calle. "Hasta ahora no hemos decidido nada y estamos en el tema hasta que lo resolvamos", ha apostillado Armenteros.

Asimismo, ha defendido el trabajo realizado en el pueblo por Benito de Dios "hasta ese momento", en alusión al envío de la polémica carta.

"Ha tenido un fallo muy grave que él ha reconocido", al tiempo que ha evidenciado que les ha "decepcionado, en parte" al no renunciar al acta de concejal y ha señalado que ahora está pendiente de que la Fiscalía le acuse o no.

Lo más