ESPAÑA LATINOAMÉRICA (Previsión)

Sánchez pretende paliar el "déficit" de presencia de España en América Latina

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, iniciará mañana una gira por cuatro países de América Latina con la que pretende evidenciar la trascendencia que otorga a la relación con todos los estados de la región y superar el "déficit" de presencia en ella del Ejecutivo español.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 12:02

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, iniciará mañana una gira por cuatro países de América Latina con la que pretende evidenciar la trascendencia que otorga a la relación con todos los estados de la región y superar el "déficit" de presencia en ella del Ejecutivo español.

"Había déficit de ir allí y había déficit de hablar a toda América Latina", aseguran fuentes del Gobierno ante esa gira que se prolongará durante toda la semana y que incluirá visitas, por este orden, a Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica.

En su primer desplazamiento fuera de Europa desde que accedió a la Presidencia del Gobierno, Sánchez desea fortalecer la relación no sólo con los países que visita, sino con toda la región, y apoyar a las empresas y los cooperantes españoles que operan en ella.

El Gobierno subraya que desde hace muchos años ningún jefe del Ejecutivo ha realizado una gira de estas características por Latinoamérica, ya que sólo ha habido viajes puntuales a algunos países o participación en diversas cumbres de carácter internacional.

Sánchez, según las fuentes del Ejecutivo, pretende dejar claro en los primeros compases de su mandato que América Latina no es una región más del mundo para España y poner en valor que el peso específico que el país tiene internacionalmente tiene mucho que ver con su relación con Latinoamérica.

Además, desea hacer patente que todos los países latinoamericanos son importantes para España independientemente de su tamaño, posición ideológica del gobierno respectivo o situación geográfica.

"El presidente va a hablar a toda América Latina", insisten las fuentes, que explican que se han elegido los cuatro países de la gira porque creen que son una muestra de la diversidad de toda la región.

Otros países que se podrían haber incluido en este viaje se han descartado por estar a las puertas de procesos electorales (Brasil), con presidentes aún electos (México) o que han visitado recientemente España (Ecuador), o porque se va a viajar en breve a ellos (Argentina organizará el G20 a finales de noviembre y Guatemala la cumbre iberoamericana a mediados de ese mes).

Sánchez se reunirá con el presidente de cada uno de los países que visitará y analizará con ellos, entre otros asuntos, las relaciones bilaterales, las de América Latina con la UE, la situación en Venezuela o Nicaragua, y la próxima cumbre iberoamericana.

Además, mantendrá un encuentro con los representantes de la colectividad española que residen en cada uno de ellos.

La primera parada de la gira será mañana, lunes, en Santiago de Chile, donde se reunirá en el Palacio de la Moneda con el presidente del país, Sebastián Piñera.

En Chile pretende también mandar un mensaje de apoyo a las empresas españolas que operan en América Latina y para ello se reunirá con representantes de algunas de las principales firmas que desarrollan su tarea en la región.

El próximo martes, 28 de agosto, Sánchez se trasladará desde la capital chilena hasta la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, donde se entrevistará con el presidente de Bolivia, Evo Morales.

Con él firmará tres acuerdos, uno de ellos relativo a la cooperación española durante los próximos cuatro años y con el que pretende mostrar su apoyo a la labor de los cooperantes en América Latina.

Rubricarán asimismo un acuerdo de cooperación judicial y otro que abrirá la puerta a la participación de las empresas españolas en la construcción del denominado tren bioceánico, un proyecto para unir con una línea ferroviaria los puertos de Ilo (Perú) y Santos (Brasil) a través de Bolivia.

Desde este país, Sánchez se desplazará el miércoles, 29 de agosto, a Colombia, donde el eje de su visita será el apoyo de España a su proceso de paz.

En ese contexto, en su reunión del día 30 con el presidente del país, Iván Duque, le ofrecerá que España pueda jugar un papel de "facilitador" de las negociaciones de paz entre el Estado colombiano y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

La última etapa de la gira será los días 30 y 31 de agosto en Costa Rica, donde, en San José, se reunirá con su presidente, Carlos Alvarado, y visitará la sede de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Sánchez estará acompañado en la gira por el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia.

Lo más