CRISIS CATALUÑA (Ampliación)

Sánchez: "Si el Govern sigue el camino que dice Torra, se aplicará el 155"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado hoy que, si el nuevo Govern sigue el camino anunciado ayer por Quim Torra en su investidura, la respuesta del Gobierno será "blanco y en botella", ya que se aplicará el 155 "con contundencia", pero será de una "naturaleza distinta".

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 14:40

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado hoy que, si el nuevo Govern sigue el camino anunciado ayer por Quim Torra en su investidura, la respuesta del Gobierno será "blanco y en botella", ya que se aplicará el 155 "con contundencia", pero será de una "naturaleza distinta".

En la rueda de prensa tras la reunión que ha mantenido hoy con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Sánchez ha insistido en que el debate no es si va a haber o no 155 porque "lo habría, en condicional", en el caso de que el nuevo Govern cree infraestructuras institucionales fuera de la legalidad, y la cuestión sería determinar "cuándo" y "qué 155" se aplica.

En todo caso, ha explicado que sería una aplicación "diferente, de otra naturaleza", ya que es de "sentido común" que se adapte a las nuevas circunstancias, sin que ello suponga nuevas elecciones.

También ha querido dejar claro que "nada tiene que ver" el levantamiento del 155 con la supervisión e intervención de las cuentas públicas de la Generalitat, que ya se hizo en 2015.

En este sentido, ha subrayado que el Estado de Derecho "no pone un ojo, pone los dos ojos en el uso de los recursos públicos por parte de la Generalitat".

Sánchez no ha querido entrar a valorar si la aplicación del 155 se podría desencadenar en el caso de que Torra configure un Gobierno con consellers en prisión, porque la "legalidad" o no de esta medida la tienen que determinar los jueces.

Y ha insistido a Torra en que, "si toma ese camino", tendrá que atenerse a las consecuencias, porque, "si decide plantear esas estructuras paralelas, se va a encontrar con un muro".

Las declaraciones del nuevo presidente de la Generalitat "me repugnan", ha dicho Sánchez, que las ha tildado de "provocación y despropósito desde el punto de vista político", y las ha enmarcado en "fenómenos reaccionarios" que se están produciendo en el conjunto de Europa.

Durante su intervención, Sánchez ha arremetido contra el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien ha dicho no compartir la "no acción" del compromiso alcanzado entre el secretario general de los socialistas y el presidente del Ejecutivo.

Sánchez ha pedido a Rivera que esté a la "altura de las circunstancias" y salvaguarde la unidad de acción de los constitucionalistas y le ha exigido que no haga reproches al presidente del Gobierno en público: "Hágalo en privado".

En este sentido, ha desvelado que él mismo ha habido veces que se ha tenido que "morder la lengua" para no hacer públicas sus críticas.

Sánchez ha asegurado que el acuerdo con Rajoy implica "acción e iniciativa" y ha recordado se habían pactado cinco acuerdos ante un eventual desafío catalán.

El primero de ellos exige una respuesta pactada, "firme, serena y proporcional"; el segundo, una supervisión de las cuentas públicas catalanas para garantizar que son destinadas al interés general;y el tercero hace hincapié en el rechazo a que la Generalitat constituya "estructuras paralelas".

El cuarto acuerdo compromete la unidad en la respuesta y abre el pacto al resto de partidos, también los que no apoyaron la aplicación del 155, mientras que el quinto se refiere a la acción exterior para explicar la postura del Gobierno ante sus socios europeos.

En la rueda de prensa, Sánchez también ha anunciado que su partido pedirá la comparecencia de Torra en la Comisión para la evaluación del Estado autonómico del Congreso, en la que participan junto con el PP, para explicar sus propuestas con el fin de "recuperar la normalidad" en Cataluña, así como su visión sobre la España autonómica.

La intención de los socialistas es que esta comisión sea el marco en el que estudiar la solución política que se puede dar al conflicto catalán, por lo que Sánchez ha instado a "todas y cada una de las fuerzas que rechazaron participar" a que se unan a estos trabajos parlamentarios.

Sánchez ha explicado que le ha pedido a Rajoy que se reúna también con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para ampliar la "unidad de acción" de los partidos ante el desafío soberanista y para "intentar persuadirle de que abandone la defensa de la autodeterminación y defienda la unidad de España".

"Se lo pido formalmente a Iglesias, que tome nota de lo que ha ocurrido y que renuncie al derecho a la autodeterminación, porque es un flaco favor a la ordenación constitucional y la integración de nuestro país", ha proclamado el líder socialista.

Lo más