¿Qué supone para Trump haber perdido la Cámara de Representantes?

Los demócratas aspiran a echar freno a las políticas abusivas de los republicanos y aumenta el riesgo de un cierre de gobierno

¿Qué supone para Trump haber perdido la Cámara de Representantes?

 

COPE.ES / AGENCIAS

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 08:44

Los demócratas lograron arrebatar este martes la mayoría a los republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, una victoria que vaticinaban las encuestas y que supondrá un freno al presidente, Donald Trump, para avanzar su agenda en el Congreso. Durante su discurso de victoria, la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, aseguró que "mañana será un nuevo día" para el país e insistió en que servirá para poner fin a la división que vive EEUU.

Pero lejos de poner fin a la división, la victoria de los demócratas en la Cámara de Representantes supone todo un desafío para Donald Trump. Los republicanos mantendrán el control del Senado, pero ahora el presidente tendrá más difícil sacar adelante algunas de sus iniciativas. Horas antes de la victoria, Pelosi descartó en una entrevista con la cadena PBS que vayan a llevar a cabo un juicio político parabuscar la destitución  del presidente y prefirió mostrarse como el freno de las políticas abusivas de los republicanos y la defensa del acceso a la sanidad pública. Aunque los demócratas no comiencen un juicio político contra Trump, como se ha especulado casi desde que llegara a la Casa Blanca, sí podrán tener el control de las comisiones de control de la Cámara Baja, impulsar leyes y abrir procesos de investigación y control de poder. Pero sin el control del Senado, tampoco podrían votar sus propias iniciativas.

Este reparto de las Cámaras también aumenta la probabilidad de un cierre de gobierno. Esto tiene lugar cuando el Senado y la Cámara no se ponen de acuerdo para aprobar presupuestos. Su efecto más inmediato es que muchas de las instituciones del estado se ‘paralizan’, salvo aquellas que se consideran “esenciales”, como el FBI, servicios médicos, las fuerzas armadas o el servicio meteorológico, entre otras. Los funcionarios son los más perjudicados de este cierre, puesto que el 40% de los empleados del gobierno son apartados de sus puestos de trabajo y puestos en suspensión de sueldos.

Lo más