DEBATE CATALUÑA

PSC y exlíderes de SíQueEsPot recuerdan pleno "negro" del 6 y 7 de septiembre

El PSC ha celebrado hoy unas jornadas de debate para recordar, un año después, el pleno de los días "negros" del 6 y 7 de septiembre en el que el independentismo aprobó las leyes de ruptura, un acto que ha contado con la asistencia de exdiputados de Sí Que Es Pot como Joan Coscubiela y Lluís Rabell.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 15:21

El PSC ha celebrado hoy unas jornadas de debate para recordar, un año después, el pleno de los días "negros" del 6 y 7 de septiembre en el que el independentismo aprobó las leyes de ruptura, un acto que ha contado con la asistencia de exdiputados de Sí Que Es Pot como Joan Coscubiela y Lluís Rabell.

La Fundación Rafael Campalans, el laboratorio de ideas del PSC, ha acogido en la sede de los socialistas catalanes unas jornadas bajo el título "Los hechos del 6 y 7 de septiembre: un año después", que ha clausurado el líder del partido, Miquel Iceta.

La cita ha servido para reunir a algunos de los protagonistas de aquel tenso y polémico debate parlamentario que se alargó durante dos días hasta altas horas de la madrugada y en el que, a pesar de los intentos de los partidos de la oposición -PSC, Ciudadanos, Catalunya Sí Que Es Pot y PPC- para evitarlo, acabó con la aprobación de las llamadas leyes de ruptura: la ley del referéndum y la ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república.

Además de Iceta, han participado en el coloquio los portavoces parlamentarios socialistas Eva Granados y Ferran Pedret, pero también el exportavoz parlamentario de SíQueEsPot Joan Coscubiela, la doctora en Ciencia Política y profesora de la Universidad de Valencia Àstrid Barrio o la profesora de Derecho Constitucional en la Universidad de Barcelona Argelia Queralt.

Entre las 300 personas del público se ha podido ver a dirigentes y alcaldes socialistas, pero también al expresidente del grupo parlamentario Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell, o la exdiputada de ese grupo Gemma Lienas; el exdiputado del PP Fernando Sánchez Costa o el presidente de Societat Civil Catalana, José Rosiñol.

"Con este debate no queríamos resignarnos a reinterpretaciones interesadas de estos días o lecturas de parte que rebajan la gravedad de esos hechos, o que directamente los niegan o los justifican en nombre de la democracia", ha explicado la diputada del PSC y directora de la Fundació Rafael Campalans, Esther Niubó, ha rememorado el "atropello de derechos" de aquel pleno.

Por su parte, Eva Granados ha criticado el "autoritarismo" que se evidenció en un pleno en el que "una mayoría conculcó los derechos de la minoría". "Fue un día negro. Se violó la Constitución y el Estatut desde el Parlament. Los letrados de la cámara nos decían que aquello no aguantaba un examen de democracia occidental", ha subrayado.

La profesora Àstrid Barrio ha advertido de que el independentismo cumple, a su juicio, muchas de las características de los "populismos".

"El independentismo -ha alertado Barrio- se ha creído un relato que solo mira una parte de la moneda. La democracia es el gobierno del pueblo, pero la democracia liberal implica no sólo quién gobierna, sino con qué limites. Y los partidos independentistas pretenden gobernar sin ningún otro límite que lo que quiere el pueblo. Nos podemos encontrar que, en nombre de la propia democracia, acaben matando la democracia liberal".

Por su parte, la profesora Argelia Queralt ha señalado: "Esto no va de democracia, quieren romper sí o sí y hay una parte del pueblo que no importa. Lo que tenemos en Cataluña no es un ejercicio de profundización democracia, sino de populismo claro y meridiano" que, ha advertido la académica, puede "acabar cargándose el autogobierno" catalán.

El que fuera uno de los principales protagonistas de aquel pleno, Joan Coscubiela, que fue aplaudido aquel día por todos los partidos de la oposición tras su última intervención, ha alertado del "retroceso nacional" que se está produciendo en Cataluña desde la "estafa política" de aquel debate parlamentario de hace un año.

Al clausurar el acto, Miquel Iceta ha cargado contra el independentismo al considerar que "algunos, en la búsqueda de un Estado, nos harán perder una nación", por lo que ha propuesto un "programa nacional" y "una estrategia nacional compartida" alrededor del catalanismo, que evite que Cataluña "vaya al desastre".

Lo más