CIS BARÓMETRO (Ampliación)

La preocupación por la inmigración se triplica en un mes

Madrid, 2 ago (EFE).- La preocupación por la inmigración se ha triplicado en un mes, al pasar del 3,5 de junio al 11,1 del último barómetro del CIS, en coincidencia con la llegada de inmigrantes a las playas, aunque el paro y la corrupción siguen encabezando la lista de las principales problemas de los españoles., La encuesta, realizada entre el 1 y el 10 de julio, muestra que baja ligeramente la preocupación por los políticos y por los problemas de índole económica.,El 64,3 por ciento de los en

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:10

La preocupación por la inmigración se ha triplicado en un mes, al pasar del 3,5 de junio al 11,1 del último barómetro del CIS, en coincidencia con la llegada de inmigrantes a las playas, aunque el paro y la corrupción siguen encabezando la lista de las principales problemas de los españoles.

La encuesta, realizada entre el 1 y el 10 de julio, muestra que baja ligeramente la preocupación por los políticos y por los problemas de índole económica.

El 64,3 por ciento de los encuestados se declara preocupado en primer lugar por el paro, lo que supone casi dos puntos más que el mes anterior, mientras que desciende ligeramente (hasta el 38,5 por ciento, un punto menos) el número de quienes se declaran preocupados por la corrupción y el fraude.

El trabajo de campo refleja un aumento de los españoles que consideran que la situación económica es "mala o muy mala" (del 49,7 al 51,3 por ciento), y una ligera disminución de los que creen que la situación política es "mala o muy mala" (de 66,9 al 64,6 por ciento).

Para el 22,2 de los encuestado, la tercera preocupación la constituyen los políticos y los partidos, y baja en dos puntos respecto a junio, que era del 24,5.

Los problemas de índole económica ocupan la cuarta posición, con un 19,2, por lo que también baja (en junio era del 21,9), como lo hace también la sanidad, que es mencionada por el 10,9, frente al 11,9 de junio.

La independencia de Cataluña también preocupa en menor medida a los encuestados, al pasar del 7,1 en junio al 6.3 de ahora.

Si la situación económica es "mala o muy mala" para el 51,3, la considera regular el 42,8, tres décimas más que en junio (el 42,8), mientras que es "buena o muy buena" para el 5,4 cuando así lo pensaba en junio el 6,7.

Dentro de un año creen que mejorará el 22,3, en tanto que el 38,8 piensa que estará igual y más de la mitad de los encuestados, el 53,9, opina que está igual que hace un año.

Al ser preguntados por la situación política general, que es considerada "mala o muy mala" por el 64,6, el 25,6 cree que es regular -el 25,6 en junio- y solo el 5,4 opina que es buena o muy buena -4,6 en el barómetro anterior-.

Para el 44,3 el panorama esta igual que el año pasado, para el 32,9, peor y es mejor para el 16,9.

En cuanto al futuro, un 35,3 cree que estará igual -30,3 en junio-; un 22,4, peor -23,1 hace un mes- y un 20,2, mejor -22,5 en junio.

Lo más