CRISIS CATALUÑA

Piqué advierte que independentismos como el catalán puede ser destrucción UE

El exministro de Asunto Exteriores Josep Piqué, ha subrayado hoy que el independentismo catalán es la "negación explícita de todo lo que ha representado la construcción política de Europa" y ha advertido de que "la proliferación de este tipo de actitudes puede suponer la destrucción de Europa".

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:53

El exministro de Asunto Exteriores Josep Piqué, ha subrayado hoy que el independentismo catalán es la "negación explícita de todo lo que ha representado la construcción política de Europa" y ha advertido de que "la proliferación de este tipo de actitudes puede suponer la destrucción de Europa".

Piqué ha lanzado estas advertencias en la presentación de su libro "El mundo que nos viene" (Ed. Deusto), en el que analiza los "retos, desafíos y esperanzas del siglo XXI" y la situación y evolución de los grandes protagonistas de la nueva era: China, Estados Unidos, Rusia, Oriente Medio y Europa.

Para el exministro, los nacionalismos y populismos detrás de la situación en Cataluña, en Italia o incluso en el Reino Unido "acaban con la idea de una Europa como sujeto político percibido como tal desde el exterior y por lo tanto se puede dar la caída definitiva (de la UE) en la irrelevancia".

Piqué también ha expresado su preocupación por el hecho de que el discurso del nuevo presidente de la Generalitat, Quim Torra, tenga "componentes profundamente antieuropeístas, como la xenofobia o el racismo".

No obstante, ha expresado que estos extremos pueden servir para que los europeístas entiendan que "lo más importante es que Cataluña debe seguir en España y España pueda jugar un papel proactivo" en el proceso de construcción política europea.

"Si no, el futuro puede ser y oscuro, no sólo para los catalanes, sino para el conjunto de los españoles y para el conjunto de Europa", ha advertido.

Piqué ha planteado que, en los últimos años, España ha estado "ensimismada" y sin iniciativa en Europa debido a la crisis económica y a la situación en Cataluña, que -en su opinión- hay que "hacer compatible" con que España adopte un papel "más proactivo y propositivo" en la Unión Europea.

Así, ha elogiado el hecho de que el actual ministro de Asunto Exteriores, Alfonso Dastis, asuma como propia la posición europea en temas internacionales hasta el punto de expresarse en plural al hablar de "nuestra posición" que tiene que "estar muy alineada con la de la UE".

No obstante, ha apuntado que España debería también aprovechar el "amplio espacio" para una política exterior propia y para hacer oír su voz en temas de Latinoamérica, Norte de África u Oriente Medio.

Pero sobre todo, lo fundamental hoy en día es ser conscientes de que el "centro de gravedad" mundial está girando hacia Asia y que comienza una nueva era en la que Estados Unidos pierde la hegemonía mundial en favor de China, aunque se mantenga la influencia de los valores occidentales.

Esa es la tesis que defiende el ex ministro el "El mundo que nos viene" y que él llama la "síntesis neooccidental" que consiste en un nuevo orden en el que "el peso económico de las nuevas potencias estará compensado por un esquema de valores de cariz occidental, o al menos, no ajeno a Occidente".

Lo más