PABLO IGLESIAS (Entrevista)

Pablo Iglesias: "Nunca me he planteado que me debía ir"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha afirmado hoy en una entrevista con Efe que nunca se ha planteado que se debiera ir y que su objetivo sigue siendo ser presidente del Gobierno, y ha subrayado que un responsable político que no se pregunte si merece la pena lo que está haciendo "no es de fiar".

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 15:26

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha afirmado hoy en una entrevista con Efe que nunca se ha planteado que se debiera ir y que su objetivo sigue siendo ser presidente del Gobierno, y ha subrayado que un responsable político que no se pregunte si merece la pena lo que está haciendo "no es de fiar".

Iglesias, que se ha reincorporado esta semana a la actividad política tras dos meses de retiro temporal en los que se ha dedicado al cuidado de sus hijos, ha asegurado que todavía le "queda mucho por hacer" y que tiene que "intentar ganar las elecciones".

"Nunca me he planteado el que me debía ir", ha confesado a Efe el líder de Podemos, quien, pese a que reconoce que "hay momentos complicados y difíciles en los que uno reflexiona", tiene muy claro que su futuro sigue estando al frente de la formación morada.

"Creo que un responsable político que nunca se haya levantado por la mañana, se haya mirado al espejo y no se haya preguntado si merece la pena lo que está haciendo no es de fiar. Con todo, cuando te miras al espejo y reflexionas, creo que tanto Ada como yo tenemos claro que todavía nos queda mucho por hacer. Ada tiene que repetir como alcaldesa, y yo tengo que intentar ganar las elecciones", ha dicho.

Es la lectura que hace Iglesias después de que ayer la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, admitiera tras la renuncia del dirigente de Catalunya en Comú Podem Xavier Domènech que ella también en algún momento se había planteado la retirada.

Iglesias cree que "hay acostumbrarse a que nadie es imprescindible" y sale al paso de quienes apuntan que él es el problema principal de Podemos.

"Tengo la sensación de que hay algunos que dicen que Podemos es perfecto y que su problema es Pablo Iglesias; y, cuando yo no he estado, dicen que sin Pablo Iglesias la cosa no funciona".

En su opinión, no es verdad "ni una cosa ni la otra" y se debe normalizar que un dirigente político, cuando sus hijos están en el hospital, tiene la prioridad de cuidar a su familia, "sea hombre o mujer".

De ahí su decisión de repartirse el permiso de paternidad al 50 por ciento con la portavoz en el Congreso, Irene Montero, con la idea además de "ser ejemplares" y coherentes con sus propias reivindicaciones de que la "responsabilidad familiar del cuidado de los hijos no puede ser una carga que siempre asuma de manera mayoritaria la mujer".

Montero será la primera en acogerse a la baja y, cuando regrese al trabajo político, Iglesias se encargará de nuevo del cuidado de los mellizos.

Iglesias está convencido de que cuando un dirigente político se encuentra en esa situación personal "puede haber otros compañeros en el partido que le sustituyan el tiempo que haga falta".

En cualquier caso, mantiene su firme decisión de pelear en las próximas elecciones generales por la Presidencia, reto que no descarta conseguir en absoluto.

"Al contrario, espero después de las próximas elecciones generales aspirar a serlo, ganar las elecciones y ser presidente, pero si lo soy seré consciente de que probablemente no lo pueda ser sólo con los votos de mi partido y que tendré que buscar acuerdos con otras formaciones políticas", como el PSOE y las fuerzas catalanas y vascas, ha añadido.

Le resta además importancia a las encuestas que apuntan una caída de Podemos y apuesta por la prudencia y por "ser coherentes", porque sostiene que "la gente" sabrá valorar que están haciendo "lo correcto".

"Está pasando lo que nosotros queríamos que pasara, que hubiera una moción de censura para echar al PP, y tenemos que trabajar para cogobernar desde el Parlamento y que nuestra presencia se note. Yo creo que se está notando, pero ahora la clave es la negociación de los presupuestos", concluye antes de subrayar que las grandes decisiones estratégicas estarán siempre en manos de los inscritos.

Lo más