La Oposición, ante la propuesta de negociación de Evo Morales: "No hay nada que negociar"

El líder de la oposición boliviana, Carlos Mesa, ha expresado su rechazo a la propuesta de diálogo

La Oposición a la propuesta de negociación de Evo Morales: No hay nada que negociar

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02:34

El líder de la oposición boliviana, Carlos Mesa, ha expresado su rechazo a la propuesta de diálogo planteada este sábado por el presidente boliviano, Evo Morales, a la respuesta a la crisis política abierta tras las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre.

"No tengo nada que negociar con Evo Morales y su Gobierno", ha asegurado Mesa, quien ha criticado la propuesta. "Ese tiempo ya pasó. Estamos en otro momento", ha argumentado, según recoge la emisora boliviana Erbol.

"No tengo nada que negociar porque el presidente pretende endilgar a una parte de la sociedad, los partidos políticos, una responsabilidad que es exclusivamente suya. Le toca hoy señor Evo Morales tomar una decisión, le toca escoger Gobierno", ha señalado.

Para Mesa, Morales ha perdido el vínculo con la realidad por el llamamiento a sus partidarios a defender la democracia, cuando en realidad, quienes luchan por la democracia están del otro bando. Asimismo, calificó como una "gigantesca mentira" la versión de Morales de que existe un golpe de Estado.

CRISIS ELECTORAL

Las protestas en Bolivia estallaron la misma noche de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre por la suspensión repentina de la transmisión de los resultados oficiales justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y el principal líder opositor, Carlos Mesa.

Cuando se retomó, casi 24 horas después, concedían la victoria en primera vuelta a Morales, por lo que Mesa ha denunciado un "fraude gigantesco". Ambos llamaron a la movilización de los suyos, lo que ha derivado en disturbios. Al menos dos personas han muerto y más de 190 han sido detenidas en estas dos semanas.

En este contexto, Morales ha accedido a que la OEA, apoyada por países como España, México o Perú, realice una auditoría electoral de carácter vinculante. Mesa, en cambio, no la acepta porque dice que es fruto de un acuerdo unilateral entre el Gobierno y el bloque hemisférico sin tener en cuenta a la oposición.

Lo más