CRISIS CATALUÑA

Mauri (Òmnium): "No pagaremos una multa que intenta acabar con nosotros"

Barcelona, 3 may (EFE).- El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha dejado claro hoy que mantendrán la negativa a pagar la multa de la Agencia Española de Protección de Datos porque se ha impuesto, a su juicio, por "motivos ideológicos" y solo persigue "acabar con nosotros".,La Agencia Tributaria ha embargado a Òmnium 110.000 euros para hacer efectivo el pago de la sanción que le impuso la Agencia Española de Protección de Datos por una base de datos en EEUU, que la entidad defiende

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:20

El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha dejado claro hoy que mantendrán la negativa a pagar la multa de la Agencia Española de Protección de Datos porque se ha impuesto, a su juicio, por "motivos ideológicos" y solo persigue "acabar con nosotros".

La Agencia Tributaria ha embargado a Òmnium 110.000 euros para hacer efectivo el pago de la sanción que le impuso la Agencia Española de Protección de Datos por una base de datos en EEUU, que la entidad defiende que estaba "inoperativa".

En declaraciones a los periodistas en las puertas del Parlament, Mauri ha denunciado "un nuevo caso de persecución por motivos políticos" a través de una multa que es "absolutamente injusta".

"No tienen suficiente con encerrar a nuestro presidente en la prisión -Jordi Cuixart- ni con hacer registros cada dos por tres de la Guardia Civil en nuestra sede, sino que nos imponen multas porque creen que así acabarán con nosotros", ha remarcado Mauri.

Pero el vicepresidente de la organización cultural ha aseverado que esta entidad independentista "seguirá avanzando aunque algunos nos quieran silenciar".

Ha indicado que la Agencia Tributaria ha procedido al embargo porque Òmnium, ha dicho, no va pagar multas que están "injustificadas" y que "lo único que persiguen es intentar acabar con nosotros".

Terminada la vía administrativa en España, Mauri ha aseverado que recurrirán a instancias europeas, sin precisar a cuáles.

La cantidad corresponde a los 90.000 euros de sanción por tener una base de datos "inoperativa" en EEUU, más los intereses y cargos derivados de la negativa de Òmnium a pagar esa multa, que se publicitó en marzo de 2017.

Mauri ha reiterado que no se puso en riesgo los datos personales y ha alegado un "vacío legal", ya que, según ha indicado, en el momento de los hechos se estaba definiendo el nuevo protocolo internacional entre Estados Unidos y la Unión Europea sobre datos alojados en ese país.

Lo más