GENERALITAT GOBIERNO

Maragall afirma que ayer era momento para cambio de actitud, y no se produjo

Barcelona, 2 ago (EFE).- El conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall, ha afirmado que ayer, en la reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, "era un buen momento para que el Gobierno español evidenciara un cambio de actitud con respecto a Cataluña, y éste no se produjo",,En declaraciones a RAC1, Maragall ha criticado hoy que los representantes del Gobierno "no quisieran hablar de los derechos de los ciudadanos y del pueblo de Cataluña", por lo que, "como conclusión, podemos decir

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10:45

El conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall, ha afirmado que ayer, en la reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, "era un buen momento para que el Gobierno español evidenciara un cambio de actitud con respecto a Cataluña, y éste no se produjo",

En declaraciones a RAC1, Maragall ha criticado hoy que los representantes del Gobierno "no quisieran hablar de los derechos de los ciudadanos y del pueblo de Cataluña", por lo que, "como conclusión, podemos decir que avanzar, poco se avanzó".

Ha explicado, en este sentido, que cuando dijo que había sido una reunión dura no se refería a las formas, que fueron correctas, "sino porque nosotros queríamos concreciones y ellos iban escurriendo el bulto".

"Cuando tratábamos de hablar de cuestiones de fondo -ha explicado-, la representación del Estado se negó absolutamente a entrar en esto", y ha destacado que "para Cataluña hablar de derechos, de los presos y exiliados, y del ejercicio del derecho de autodeterminación son cuestiones de fondo".

"Nos dijeron que como para ellos no existe el derecho de autodeterminación, no hay nada de qué hablar. Pues miren, más allá de la denominación, queremos lo mismo que en Escocia y Québec", ha destacado Maragall.

Ha lamentado en este punto que el Estado siga rechazando "la invitación a jugar el partido", si bien "aunque sea solo por supervivencia propia el Gobierno del PSOE tendrá que desarrollar alguna iniciativa propia", ha añadido.

Ha subrayado, en cualquier caso, que "la voluntad del pueblo catalán se seguirá poniendo de manifiesto en los próximos meses", y que "la existencia de presos políticos y exiliados es tan flagrante aquí y en la UE que tendrán que acabar actuando en algún sentido".

El conseller ha recalcado, a modo de resumen, que "era un buen momento para registrar un cambio de actitud, y no se produjo; es más, casi percibimos una continuidad con posiciones del Gobierno anterior".

A su juicio, "daba la sensación de que ellos estaban más pendientes de la reunión que hoy tendrán con Pablo Casado que de lo que estábamos hablando", y ha reprochado que "parece que quieran retrotraerse a la época de la aprobación del Estatut, pero desde aquel momento han pasado muchas cosas y la situación es muy diferente".

Sobre el proyecto para Cataluña que la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, dijo en la rueda de prensa que el Gobierno del PSOE tiene, Maragall ha exigido que "nos expliquen qué proyecto es este porque si únicamente se trata de decirnos que vayamos a organismos multilaterales, ya les decimos que esto es claramente inaceptable".

Esto no quita, ha matizado, que "vayamos a los organismos que creamos que pueden resultar positivos para los ciudadanos catalanes", y ha expresado su sensación de que "no saben lo que significa la bilateralidad".

"Como gobiernos tenemos casi el mismo tiempo funcionando, y mientras que nosotros íbamos muy preparados, ellos abusaban del argumento de que llevan poco tiempo", ha apuntado antes de puntualizar que ambas partes "estamos muy alejadas sobre cómo entendemos el concepto de normalidad institucional".

Según el conseller de Acción Exterior, otra sensación que extrajo del encuentro es que "parecen reservarse el momento oportuno para ellos para hablar de los derechos de los catalanes".

Lo más