Boletín

Los relojes para niños con escucha y la muñeca Cayla, en el punto de mira

Alemania los ha prohibido tras verificar que los padres espían a los maestros en el aula

Imagen de recurso

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 11:04

Ha sido Alemania quien ha prohibido la venta de relojes inteligentes para niños con función de escuchar ya que permite no solo monitorizar al menor, escuchar el entorno del niño, incluidos los profesores y hacerlos además de forma encubierta.    

La agencia gubernamental que regula las telecomunicaciones en el país, ha recordado que la escucha encubierta está prohibida en Alemania, y ha alertado de que existen numerosos proveedores que venden relojes inteligentes para niños con función de escucha.    

Estos relojes suelen incorporar una aplicación para monitorizar, que permite a los padres escuchar el entorno de su hijo pasando desapercibidos. "De acuerdo con nuestra investigación, los relojes de los padres también se utilizan para escuchar a los maestros en el aula", ha apuntado el presidente de la agencia, Jochen Homann, en un comunicado.

La agencia ha prohibido la venta de estos dispositivos, y ha pedido a los padres a deshacerse de los que tengan en casa, y guarden registros de la destrucción, y a las escuelas a estar más atentos por si los llevan los alumnos.  

A principios de año, la Federal Network Agency también prohibió en el país la muñeca Cayla, debido a los peligros que supone tener en casa este juguete conectado, porque puede ser 'hackeada' para espiar y exponer los datos de los menores.

Lo más