Los líderes de la UE no logran un acuerdo sobre el presupuesto comunitario

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) no fueron capaces de llegar a un acuerdo sobre el presupuesto comunitario 

Los líderes de la UE no logran un acuerdo sobre el presupuesto comunitario

YVES HERMAN / POOL

Agencias

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:47

Los líderes han fracasado en su intento de cerrar este viernes un presupuesto de la Unión Europea para los próximos siete años debido a las profundas diferencias que persisten entre los países ricos del bloque, partidarios de recortar los fondos agrícolas y regionales, y los países que apuestan por mantenerlos, entre los que se encuentra España.

En concreto, los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete han rechazado en apenas media hora de reunión la última propuesta que ha llegado a su mesa, que sólo introducía pequeños cambios a los recortes planteados previamente para la Política Agrícola Común (PAC) y la Política de Cohesión.

Este desenlace implica que los líderes se verán otra vez en una nueva cumbre extraordinaria que todavía no tiene fecha, pero que diversas fuentes situaban en la primera semana de marzo, según han informado a Europa Press.

"Desafortunadamente, hoy hemos observado que no era posible lograr un acuerdo, hemos visto que necesitamos más tiempo. Sabemos que es un tema muy difícil, una negociación muy complicada, especialmente tras el Brexit", ha anunciado en una rueda de prensa el presidente del Consejo europeo, Charles Michel.

El exprimer ministro belga, por su parte, ha preferido no aventurar una posible fecha para una nueva cumbre y ha argumentado que antes debe mantener "consultas informales" por separado con los líderes para "ver cuál puede ser la mejor manera de trabajar".

"No estamos todavía ahí, pero estamos en el camino correcto", ha expresado en la misma rueda de prensa la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que, sin embargo, ha advertido que es necesario lograr una acuerdo como "cuestión de urgencia" porque si no se ponen en riesgo la continuidad de programas europeos como Erasmus+, la inversión en investigación e innovación o las medidas para combatir el cambio climático.

Existen diferencias demasiado importantes

Una vez finalizada la cumbre extraordinaria, la canciller alemana, Angela Merkel, ha explicado que "las diferencias" entre los Estados miembros "son demasiado importantes", por lo que "hay que seguir trabajando" durante los próximos días para acercar el acuerdo.

Posteriormente ha recordado que es necesaria la unanimidad de los Veintisiete para sacar adelante las cuentas y ha confirmado que los líderes tan siquiera han examinado la última propuesta "en detalle", porque ya sabían que los cambios "no iban a ser suficientes para superar las diferencias".

Preguntado por el daño que esta división tras el Brexit puede hacer a la imagen de la Unión Europea, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha concedido que "no hace falta Reino Unido" para evidenciar que existen "nuevas divisiones" entre los Estados miembro.

Con todo, el mandatario galo ha apostado por una Europa "ambiciosa" a la que hay que dotar con medios suficiente para responder a esos retos y ha pedido "no estigmatizar" a unos países u otros por la falta de consenso.

La batalla entre ricos y amigos de la cohesión 

Los dos días de cumbre han estado marcados por la firmeza mantenida por Países Bajos, Suecia, Dinamarca y Austria --los "cuatro frugales", en la jerga comunitaria-- a favor de incrementar los recortes de los fondos agrícolas y regionales y en contra de cualquier incremento en el presupuesto comunitario.

Frente a ellos, una quincena de Estados del sur y del este del bloque, entre ellos España pero también Portugal, Italia, Polonia, Hungría, República Checa, han reclamado una Política de Cohesión fuerte y sólida. Además, España ha encontrado en Francia su mejor aliado en defensa de una mayor dotación de la Política Agrícola Común (PAC).

De esta forma, las negociaciones han quedado bloqueadas entre las posiciones de unos y otros, pero además la firmeza de los socios más ricos ha generado cierto malestar en el resto. Fuentes de Moncloa aseguran, en esta línea, que los "cuatro frugales" han ganado un "protagonismo excesivo" en las negociaciones.

Esa situación ha provocado, según las mismas fuentes, la "reacción" de países con "mucho más porcentaje de población" y ahora quieren que "su voz se oiga con la misma fuerza y firmeza". "El grupo de amigos de la cohesión está haciendo valer su voz de una forma muy clara", remarcan fuentes del Gobierno español, describiendo un cambio en la "dinámica" de la negociación.

España ha considerado "muy insuficiente" la última propuesta presupuestaria

España consideraba "muy insuficiente" la última propuesta para el presupuesto europeo que fue debatida por los líderes de la Unión Europea en la cumbre extraordinaria que se ha celebrado en Bruselas durante la tarde de este viernes. 

Fuentes del Ejecutivo lamentaron además el protagonismo "excesivo" que en opinión de España están teniendo los países autodenominados frugales -Austria, Holanda, Suecia y Dinamarca-, que no se corresponde con su peso de población en la Unión.

El Gobierno, que aseguró que el presidente Pedro Sánchez tuvo o un papel importante en las negociaciones y actuó junto al primer ministro portugués, Antonio Costa, de portavoz no oficial de los países "amigos de la cohesión", consideró además que iba a haber un rechazo mayoritario a la nueva propuesta, según las mismas fuentes, que finalmente se cumplió

El nuevo documento técnico, planteado por la Comisión Europea recortaba la dotación prevista en el plan que servió de base negociadora, de forma que pasaría del 1,074 % de la renta nacional bruta conjunta al 1,069 %.

Para el Gobierno esta propuesta "se alejaba mucho" de lo que España consideraba un presupuesto que cubra las "necesidades mínimas" que Europa necesita, apuntan las mismas fuentes.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

Directo El Cascabel

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE