CRISIS CATALUÑA

Garrido lamenta que las calles de Cataluña se llenen de "símbolos golpistas"

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha dicho hoy que "no se puede consentir que las calles de Cataluña estén invadidas de símbolos golpistas".

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:59

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha dicho hoy que "no se puede consentir que las calles de Cataluña estén invadidas de símbolos golpistas".

Garrido ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación durante una visita al Hayedo de Montejo de la Sierra para celebrar su primer aniversario como Patrimonio Natural de la Humanidad, el más importante reconocimiento internacional a un espacio natural.

La retirada de lazos amarillos que están llevando a cabo en Cataluña muchos ciudadanos y algunos representantes políticos es "un ejercicio cívico al que estamos obligados", ha opinado el presidente madrileño.

"No se puede consentir que las calles de Cataluña estén invadidas de símbolos golpistas", ha subrayado Garrido.

El presidente de la Comunidad de Madrid ha dado su apoyo "aunque solo sea moral" a "aquellos ciudadanos que valientemente, porque tienen en contra al poder político de Cataluña, salen a la calle a retirar y levantar símbolos golpistas".

Garrido ha lamentado la agresión a un cámara de Telemadrid en la concentración convocada por Ciudadanos ayer en Barcelona en apoyo a la retirada de lazos amarillos.

"Hay que lamentar siempre la violencia. La violencia no sirve absolutamente para nada, ni ayuda absolutamente a nada, venga de quien venga. Habrá que analizar cómo ocurrió ese asunto e imagino que la Policía lo investigará, pero la violencia no ayuda en nada", ha señalado.

Desde su punto de vista, en Cataluña, "hay un clima de confrontación que solo tiene un origen y que es el fanatismo independentista".

Ha lamentado la situación en Cataluña, que "era una región que era próspera, rica, un modelo de convivencia, económico e industrial para todos los españoles y para el resto de Europa y que hoy solo es un símbolo de desintegración, de falta de actividad política y de de enfrentamiento civil".

Garrido ha considerado que "esto solo tiene un origen que es el fanatismo independentista, al que algunos deberían combatir con bastante mayor eficacia" en referencia al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien, a su juicio, "lo está haciendo francamente mal".

Lo más