ISRAEL PALESTINA

España y otros cuatro países UE piden a Israel no demoler villa beduina

Los Gobiernos de España, Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido han suscrito una declaración conjunta en la que muestran su preocupación por la comunidad beduina de Jan al Ahmar y llaman a Israel a no continuar con el plan de demolición de esta villa.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:17

Los Gobiernos de España, Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido han suscrito una declaración conjunta en la que muestran su preocupación por la comunidad beduina de Jan al Ahmar y llaman a Israel a no continuar con el plan de demolición de esta villa.

Según ha informado a Efe un portavoz del Ministerio de Exteriores, los firmantes manifiestan su "preocupación" por la situación en esa población, situada en un lugar de "importancia estratégica" para dar continuidad al territorio "del futuro Estado palestino".

"Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido han expresado en repetidas ocasiones su preocupación por la comunidad beduina de Jan al Ahmar, situada en un enclave delicado dentro del Área C, de importancia estratégica para preservar la contigüidad de un futuro Estado Palestino", reza el acuerdo suscrito.

Los cinco países "toman nota" además de la decisión adoptada el pasado miércoles adoptada por el Tribunal Supremo de Israel por la que se deja a discreción del gobierno de Israel la demolición de la villa beduina.

Se suman al llamamiento de la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, para que el gobierno de Israel "no continúe con su plan de demolición de dicha localidad -que incluye también su escuela- y que implica el desplazamiento de sus habitantes".

"La demolición y el desplazamiento tendrían graves consecuencias para los residentes de esta comunidad, niños incluidos, así como para la perspectiva de la solución de dos Estados", concluyen.

Jan al Ahmar es una de las 18 villas beduinas en riesgo de demolición desde que se aprobó el plan urbanístico israelí apodado "corredor E1", que busca conectar Jerusalén con el asentamiento israelí de Maale Adumim, rompiendo la continuidad territorial palestina.

Según la ONU, la comunidad cuenta con 181 personas, de las que las de la mitad son niños.

El Gobierno español reiteró en julio su llamamiento urgente a las autoridades de Israel para que no sigan adelante con su plan de demoler de manera inminente el poblado de Jan al Ahmar.

"Estas demoliciones son contrarias al Derecho Internacional, afectan a poblaciones extremadamente vulnerables y constituyen un grave obstáculo para la paz", subrayó en un comunicado.

El ministro de Exteriores, José Borrell, se reunió la semana pasada con su homólogo palestino, Riad al Malki, al que notificó la decisión de España de aumentar su contribución a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) que pasará a dos millones de euros, frente al millón actual.

Lo más