Boletín

EEUU envía hasta 3.000 tropas adicionales a Arabia Saudí para proteger las petroleras de nuevos ataques

El ataque, realizado el pasado 14 de septiembre, alcanzó dos instalaciones de la petrolera estatal saudí Aramco en Abqaiq, cerca de Damman

EEUU envía hasta 3.000 tropas adicionales a Arabia Saudí para proteger las petroleras de nuevos ataques

 

Europa Press / COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 00:13

El Gobierno de Arabia Saudí ha aceptado el nuevo despliegue de entre 2.000 y 3.000 tropas adicionales y sistemas de defensa anunciado ayer por Estados Unidos para reforzar la seguridad tras el ataque del pasado 14 de septiembre a dos instalaciones petroleras de la compañía estatal saudí Aramco.

"Se ha decidido la recepción de refuerzos adicionales de tropas y materiales de defensa en el marco del trabajo conjunto entre el Reino y EEUU para mantener la seguridad regional y hacer frente a todos los intentos que amenacen la estabilidad en la región y la economía global", según el comunicado remitido por el Ministerio de Defensa saudí.

El Pentágono ha confirmado la llegada de dos nuevos escuadrones de combate, un ala expedicionaria aérea, dos baterías de misiles Patriot y un sistema de defensa aérea THAAD (Terminal High Altitude Area Defense) para reforzar la capacidad defensiva de Arabia Saudí frente a este tipo de ataques, como por ejemplo los que desencadena la insurgencia huthi --a su vez respaldada por Irán-- desde el vecino Yemen.

El ataque, realizado el pasado 14 de septiembre, alcanzó dos instalaciones de la petrolera estatal saudí Aramco en Abqaiq, cerca de Damman, en la Provincia Oriental, y en el yacimiento petrolero de Hijrat Jurais.

Un portavoz del Ministerio de Defensa saudí, Turki al Malki, aseguró ante los medios que se utilizaron 25 drones y misiles de crucero para atacar las dos refinerías. Se trata, ha añadido, de aparatos no tripulados del tipo Delta Wing y de misiles 'Ya Ali', utilizados por la Guardia Revolucionaria iraní. Irán ha negado toda implicación en el ataque.

En su comunicado, el Pentágono ha apuntado que la decisión ha sido adoptada "a petición del Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM)" y autorizada por el secretario de Defensa, Mark Esper.

Lo más