COPE

Cuando Nueva York demostró que se puede vacunar a seis millones de personas en un solo mes

En marzo de 1947, una epidemia de viruela obligó a las autoridades neoyorkinas a poner todos sus recursos disponibles para evitar una auténtica crisis en la ciudad

Cuando Nueva York demostró que se puede vacunar a seis millones de personas en un solo mes

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:29

La pandemia de coronavirus ha puesto a prueba los sistemas de salud de todo el mundo y ha hecho trabajar a los investigadores y científicos a contrarreloj para hallar una vacuna segura y eficaz contra el virus. Una vez pasado el primer bache, la siguiente prueba es ahora la de vacunar al mayor número de personas en el menor tiempo posible con el fin de erradicar el virus de raíz.

En las últimas semanas hemos visto cómo la cifra de personas inmunizadas crece lentamente y las autoridades se escudan en la premisa de que es necesario tener paciencia. No obstante, en Estados Unidos tuvo lugar un hito sin precedentes en la historia del control de epidemias. Fue en el año 1947, cuando una epidemia de viruela obligó a vacunar a toda la población neoyorkina en tan solo un mes. ¿Si fue posible hacerlo hace setenta años, por qué no podemos hacerlo ahora?

Seis millones de personas vacunadas en un mes

En marzo del año 1947, la ciudad de Nueva York vivió con incertidumbre una grave epidemia de viruela. De inmediato, y siendo conscientes del peligro al que se enfrentaban, los sanitarios americanos se pusieron manos a la obra y trazaron un ambicioso plan para vacunar a todos los habitantes de la ciudad. Se dieron cuenta de que aquella crisis sanitaria podía tumbar la ciudad y pusieron todos los medios y recursos para atajarla lo antes posible.

Se instalaron centros de vacunación en todos los centros de la ciudad, en trece hospitales públicos y sesenta centros pediátricos abiertos durante las veinticuatro horas del día para vacunar sin parar.

En un principio, la ciudad solo podía disponer de 250.000 dosis de la vacuna y otras 400.000 que solo podían ser dispensadas en viales. El ejército fue capaz de suministrar varios centenares más pero faltaban millones de dosis para poder vacunar a toda la ciudad. El alcalde pidió a todos los laboratorios y empresas que pusieran a disposición de Nueva York todas sus existencias y aumentaran, fuera como fuera, la producción de las mismas.

No fue hasta que hubo un segundo fallecido a causa de la viruela cuando la ciudad entera se volcó. Se abrieron 179 puntos de vacunación en todo Nueva York: comisarias, clínicas, fábricas, oficinas e incluso sedes se sindicato. Miles de personas se presentaron de forma voluntaria para participar en la campaña. Se vacunaron un total de cinco millones de personas en dos semanas y más de seis millones en solo un mes.

La inmunidad de grupo en Nueva York

Si bien hay estimaciones que ponen en duda la posibilidad de que todas aquellas personas pudieran vacunarse en tan corto período de tiempo, la acción rápida y la toma eficaz de decisiones en la ciudad pusieron de manifiesto la importancia de la vacunación para alcanzar la denominada 'inmunidad de grupo'. Tras aquellas vacunaciones, la ciudad solo notificó doce casos de la viruela.

De esta forma, Nueva York demostró que es posible vacunar a gran parte de la población en tan poco tiempo solo si se ponen todos los recursos disponibles para poder hacerlo.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar
Directo Mediodía COPE Fin de Semana

Mediodía COPE Fin de Semana

Con Iván Alonso

Escuchar