Boletín

COPE habla con personas electrodependientes que han sufrido el grave apagón en Argentina

Tubos de oxígeno que se acababan, baterías de respiradores a punto de terminarse... Muchas familias sufrieron con esta insólita caída del tendido eléctrico

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01:52

El servicio eléctrico ha sido restablecido mayoritariamente en Argentina, y el país está volviendo a la normalidad mientras se investiga qué factores ocasionaron este histórico apagón. “No se sabe exactamente qué ha pasado, no se han determinado las causas del apagón; nunca se había producido algo similar. Se descarta, eso sí, un sabotaje. Podría haber sido causa de las tormentas del litoral argentino que habrían colapsado a lo largo y ancho de Argentina, y, como consecuencia, a sus países vecinos”, explicaba el corresponsal de COPE en dicha región, Ernesto Coco. 

Desde COPE se ha querido conocer las historias humanas detrás de este colapso en la red que ha afectado, sobre todo, a personas electrodependientes, cuyas necesidades básicas y el mantenimiento de sus vidas están estrechamente relacionadas con el servicio eléctrico.

En Argentina hablábamos con Micaela, que vive con su madre de 94 años, y que se encuentra en una cama adaptada y necesita electricidad en todo momento. Ellas viven en Buenos Aires, y han tenido que pasar 8 horas sin luz; algo que ha puesto grave peligro la vida de la madre de Micaela.

“En principio pensé que iba a ser corto, pero entré en pánico. Mi madre no puede moverse, tiene un colchón neumático que funciona a electricidad también. Lo que le podría haber pasado... No tiene autonomía. Estamos en un sexto piso y ni siquiera podíamos llamar al médico. Sólo llamábamos a la empresa de electricidad para preguntar, pero nunca pude contactarme", relataba aliviada Micaela. Después añadía: “Ahora tenemos luz, así que vamos saliendo. Es muy complicado no tener respuesta de nada. La incertidumbre nos provocaba mucho miedo”.

Además, hablábamos con Mauro, padre de un niño de 5 años totalmente electrodependiente

“Hemos tenido mucho miedo y temor. Nos despertamos a oscuras y nos fuimos enterando que afectó al país y fuera de él. Una carrera contrarreloj porque se empezaban a acabar los tubos de oxígenos, las baterías del respirador... Rogando que acabara cuanto antes, las empresas no sabían qué pasaba y no nos podían ayudar. Después volvió la luz justo a tiempo antes de trasladarnos a un hospital con los riesgos que eso implicaba", contaba Mauro. 

Sobre el estado de salud de su hijo, Mauro explicaba que "él está bien, tiene que estar conectado a un respirador y necesita oxígeno, pero por suerte todo salió bien". Además, Mauro es presidente de la Asociación de Electrodependientes de Argentina. Mauro detallaba cómo es el procedimiento de actuación cuando se dan casos tan extremos como éste. “Generalmente acudimos a las distribuidoras para que nos den prioridad y nos manden a alguien a solucionar esto. Tuvimos que recurrir a los municipios locales para que enviaran grupos electrógenos o ambulancias que asistan en domicilios para brindar un apoyo a los que están más críticos. Hay que priorizar, no se puede ayudar a todos", zanjaba. Afortunadamente el miedo de estas dos familias no ha acabado en tragedia. 

Lo más