CRISIS CATALUÑA

Catalá, partidario de retirar los lazos amarillos de instituciones catalanas

Madrid, 28 feb (EFE).- El ministro de Justicia, Rafael Catalá, se ha mostrado hoy partidario de retirar de edificios públicos de Cataluña los lazos amarillos que exhiben en protesta por la prisión de políticos independentistas como Oriol Junqueras, ya que las instituciones catalanas son de todos sus ciudadanos.,En declaraciones en RNE, Catalá ha opinado que el lazo amarillo en fachadas o ventanas de algunos edificios oficiales como el Ayuntamiento de Barcelona y algunas consellerias no debería l

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 11 abr 2018

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, se ha mostrado hoy partidario de retirar de edificios públicos de Cataluña los lazos amarillos que exhiben en protesta por la prisión de políticos independentistas como Oriol Junqueras, ya que las instituciones catalanas son de todos sus ciudadanos.

En declaraciones en RNE, Catalá ha opinado que el lazo amarillo en fachadas o ventanas de algunos edificios oficiales como el Ayuntamiento de Barcelona y algunas consellerias no debería lucirse ya que no todos los catalanes están de acuerdo en lo que este símbolo representa.

"No hay presos políticos por mucho que unos pocos se empeñen en decirlo y no debería haber esos símbolos en edificios que son de todos", ha añadido el titular de Justicia, partidario de retirar estas manifestaciones, aunque ha admitido que no sabe cuál sería el procedimiento para hacerlo.

Sobre el hecho de que este lazo lo luzcan también otros representantes, como el presidente del Parlament, Catalá ha criticado que, si bien se trata de una decisión personal de Roger Torrent, éste debería también tener clara "para qué está en la vida pública" cuando se accede a una institución que representa a todos los catalanes.

En esta línea ha reprochado a Torrent que se equivocara de "sitio" al pronunciar "un mitin" en su discurso en el Colegio de Abogados de Barcelona el pasado viernes en el que habló de "presos políticos" y que provocó que la cúpula judicial catalana abandonara la sala.

"Yo también pensé en levantarme pero me pareció que debía mantener la posición institucional del Gobierno de España", ha explicado el ministro, que le dijo en su intervención posterior "cuatro cosas".

Lo más