PP CASADO

Casado vuelve a Cataluña para celebrar la primera Junta Directiva del PP

El líder del PP, Pablo Casado, preside mañana en Barcelona la primera Junta Directiva Nacional del partido desde la renovación de su dirección, una cita muy centrada en Cataluña y el desafío secesionista pero con la vista puesta también ya en las próximas convocatorias electorales.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 14:31

El líder del PP, Pablo Casado, preside mañana en Barcelona la primera Junta Directiva Nacional del partido desde la renovación de su dirección, una cita muy centrada en Cataluña y el desafío secesionista pero con la vista puesta también ya en las próximas convocatorias electorales.

La Junta Directiva Nacional del PP es el máximo órgano entre congresos del partido, y la conforman todos los miembros del Comité Ejecutivo Nacional -cúpula y barones regionales- así como los diputados en el Congreso y senadores de esta formación política.

Casado, que ya eligió Barcelona para celebrar el primer Comité Ejecutivo Nacional del PP en el que anunció toda su nueva dirección, vuelve a Cataluña para esta otra gran cita y lo hace en medio del aniversario de la aprobación de las leyes de desconexión en el Parlament y a pocos días de la celebración de la Diada.

Y Cataluña centrará, según han subrayado a EFE fuentes de la dirección 'popular', el discurso de Casado y el debate de los 'populares' en este encuentro.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha insistido en los últimos tiempos en defender el diálogo con la Generalitat y ha considerado que se puede aumentar el autogobierno catalán con una reforma estatutaria que los ciudadanos de Cataluña podrían votar en referéndum.

Un camino que el líder de la oposición rechaza de plano. Casado ha advertido a Sánchez de que Cataluña no puede gozar de más autogobierno del que ya dispone porque entiende que no se le deben conceder más competencias.

Y ante cualquier propuesta de consulta avisa a Sánchez de que el PP no permitirá un referéndum que dé alas al independentismo, aunque se le llame de autogobierno y no de autodeterminación.

Casado, que ha insistido en varias ocasiones en que Sánchez cuenta con los votos del PP en el Senado en caso de que quiera volver a activar el artículo 155 de la Constitución, ha dicho esta mañana en Viena, ante los europarlamentarios del PP Europeo, que el conflicto catalán no es solo un asunto español sino también europeo.

Y les ha advertido de que si "el radicalismo y el populismo gana en uno de los Estados, la enfermedad se extenderá inmediatamente" por toda la UE.

A cuenta de Cataluña, por otra parte, ha vivido Pablo Casado tensión interna en su partido por el ofrecimiento que hizo la presidenta del Congreso, Ana Pastor, al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que acuda a la Cámara Baja a defender sus postulados.

Pastor aclaró ayer que la presencia de Torra en el Congreso debe enmarcarse dentro de la ley, y en un formato que recoja el reglamento. Casado la respaldó ante el resto de diputados y avisó también de que el presidente catalán no puede ir a la Cámara por la "puerta de atrás" y sin que se vote su proyecto.

Pero Cataluña no es el único asunto que ocupa los pensamientos del líder 'popular' quien ha admitido estos días que está ya enfrascado en la elección de candidatos para las citas electorales del año que viene.

La idea de Casado, apuntan desde Génova, es dedicar este mes de septiembre a elegir los nombres que ocuparán las listas europea, municipales y autonómicas, para ir presentándolos en octubre y noviembre y llegar a la convención nacional prevista para diciembre con todos los candidatos ya decididos.

Son muchas las plazas que quedan por decidir, algunas de ellas clave para el partido, como la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.

Mucho se ha especulado sobre si Casado contará con la que fue su rival en las primarias, Soraya Sáenz de Santamaría, para ser candidata en la capital, ya sea a la Alcaldía o para presidir la región, pero ni la exvicepresidenta ni el líder dan aún pistas sobre el asunto.

Soraya Sáenz de Santamaría reapareció ayer en la escena política asistiendo al pleno del Congreso y explicó que no tomará una decisión sobre su futuro hasta que no mantenga una conversación "tranquila" con Casado y él, por su parte, le recordó que le sigue guardando un puesto en el Comité Ejecutivo Nacional y una Presidencia de Comisión en el Congreso.

Habrá que esperar a esa conversación para saber en qué medida se produce la integración de la exvicepresidenta y en qué se traduce su nuevo papel en el partido.

En la dirección popular son cautos y señalan que habrá que ver la disposición que muestra Sáenz de Santamaría, pero admiten, en cualquier caso, el tirón electoral que tiene la exvicepresidenta.

Tanto ella como el resto de diputados y senadores están convocados mañana, junto a toda la dirección popular y los barones del partido, a participar en la reunión de la Junta en Barcelona.

Lo más