ESPAÑA MARRUECOS

Borrell y Marlaska abren mañana en Rabat el contacto con el gobierno marroquí

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, viajan mañana a Rabat para mantener el primer contacto con el Gobierno marroquí y hacer un repaso de los asuntos de mayor interés común, entre ellos la inmigración y la lucha contra el terrorismo.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 17:30

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, viajan mañana a Rabat para mantener el primer contacto con el Gobierno marroquí y hacer un repaso de los asuntos de mayor interés común, entre ellos la inmigración y la lucha contra el terrorismo.

La visita de ambos ministros pretende ser la antesala de la que haga en próximas fechas el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien no ha seguido la tradición de sus antecesores de inaugurar en Marruecos su agenda en el extranjero y ha optado por hacerlo en París, Bruselas y Berlín.

Borrell y Grande-Marlaska viajarán por separado a la capital marroquí, donde mantendrán un encuentro con sus respectivos homólogos, Naser Burita, y Abdeluafi Laftit, para poner de relieve la consideración de "socio prioritario" que España tiene del país magrebí.

El jefe de la diplomacia española llegará por la mañana a Rabat, donde abrirá su programa con una ofrenda floral en el Mausoleo de Mohamed V, donde están enterrados los dos últimos reyes alauíes.

A continuación, mantendrá una reunión con Nurita, seguida de un almuerzo de trabajo con las dos delegaciones antes de regresar a Madrid.

Grande-Marlaska llegará a Rabat por la tarde para mantener una entrevista con Laftit con el fin de "reafirmar, consolidar y reforzar la relación de cooperación ya existente" entre los departamentos de Interior de ambos países.

Entre otros asuntos, los dos ministros tratarán "cuestiones relativas a la inmigración irregular y a la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado", según informa el Ministerio del Interior en un comunicado.

La visita ministerial tiene lugar en el contexto de la crisis por la gestión migratoria que afecta al sur de Europa y, en particular, del incremento de la llegada en patera de inmigrantes a las costas españolas procedente de las costas marroquíes.

En lo que va de año, Interior ha contabilizado cerca de 13.700 inmigrantes llegados en pateras, de los que casi 3.000 lo han hecho en los últimos diez días, mientras que en 2017 se rescataron a 18.937 personas, casi el triple que el ejercicio anterior.

A pesar de estas cifras, Sánchez valora la colaboración que hay con las autoridades marroquíes y los países de origen y de tránsito para facilitar el control de las fronteras y combatir a las mafias.

"La relación con Marruecos es estratégica para nuestro país. Ha colaborado eficazmente con España y ha contribuido de forma decisiva a minimizar el impacto del drama humanitario", ha afirmado hoy Sánchez en el pleno del Congreso durante el debate del Consejo Europeo que comienza mañana en Bruselas.

La visión española de que el fenómeno de la inmigración requiere una solución europea complementada con el apoyo a los países de tránsito y origen se evidenciará mañana con la presencia de Sánchez en la cumbre comunitaria y la de Borrell y Grande-Marlaska en Rabat.

En los contactos que mantenga el titular de Exteriores, se estudiará cuándo podría tener lugar el primer viaje de Sánchez a Marruecos.

El país magrebí fue el primer destino en el exterior de Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy cuando llegaron a la Moncloa, una costumbre que ha roto el nuevo presidente del Gobierno.

El Ejecutivo confía en que su desplazamiento a Rabat tenga lugar cuanto antes para verse con el jefe del Gobierno marroquí, Saadedín Al Othmani, el primer dirigente extranjero al que telefoneó al llegar a la Moncloa.

La idea con la que trabaja el Ejecutivo socialista es que el primer viaje de Sánchez incluya un encuentro con Mohamed VI, como ocurrió cuando Rodríguez Zapatero y Rajoy se estrenaron en el país vecino como presidentes.

Tras la investidura de Sánchez al prosperar la moción de censura contra Rajoy, Mohamed VI le deseó "éxito total" y subrayó las relaciones entre ambos países "marcadas por la buena vecindad y la mutua confianza".

Al margen del viaje del presidente del Gobierno, está pendiente la visita de Estado de los Reyes al reino alauí y que se ha retrasado en varias ocasiones, la última de ellas, el pasado mes de enero, pocos días antes de su comienzo.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La última ocasión en la que un ministro español estuvo en el país vecino fue el pasado 16 de mayo, cuando el entonces jefe de la diplomacia, Alfonso Dastis, se entrevistó con su colega marroquí para constatar la "excelente" relación bilateral.

Lo más