GENERALITAT GOBIERNO

Batet cierra la puerta a la autodeterminación y elude negociar sobre presos

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha rechazado hoy crear un grupo de trabajo propuesto por el Govern para estudiar la aplicación del derecho a la autodeterminación, al estimar que no cabe en el marco constitucional, y ha eludido negociar sobre los presos soberanistas.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 21:58

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha rechazado hoy crear un grupo de trabajo propuesto por el Govern para estudiar la aplicación del derecho a la autodeterminación, al estimar que no cabe en el marco constitucional, y ha eludido negociar sobre los presos soberanistas.

Batet ha presidido la delegación del Gobierno central que ha participado en la primera reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat desde 2011, en el que se han tratado diversos asuntos, incluidos los relativos al "procés" planteados por la parte catalana, aunque ahí no ha habido aproximación de posturas.

En una rueda de prensa en el Palau de la Generalitat posterior al encuentro, la ministra se ha referido al desacuerdo sobre el "derecho a la autodeterminación" que reivindican desde el gobierno catalán como vía para solucionar el conflicto catalán.

En este contexto, Batet ha explicado que el Gobierno no ha considerado pertinente crear un grupo de trabajo sobre las "vías democráticas" de resolución del conflicto catalán, como planteaba la Generalitat.

Según Batet, "no existe el derecho a la autodeterminación" en el marco constitucional, por lo que "no hay lugar para la discusión" sobre este asunto.

"En este ámbito de explorar vías democráticas no hay mucho que investigar", ha señalado Batet, que ha indicado que hay vías de participación para reformar el Estatut que luego puede aprobarse con un referéndum amparado por la Constitución.

"Más allá de la reflexión jurídica o constitucional, hemos insistido en que es mucho mejor generar consensos que no constatar discrepancias o constatar divisiones", ha añadido.

Batet ha explicado que los representantes del Govern han planteado la situación de los presos independentistas, pero aquí tampoco ha habido puntos de acuerdo: "Les hemos dicho que todas aquellas cuestiones que están en vía judicial escapan de las competencias del Ejecutivo. Y por eso nos hemos querido centrar en aquellas cuestiones que ambos ejecutivos sí pueden abordar".

Así, ante los planteamientos de la Generalitat sobre "los derechos políticos y civiles", el Gobierno -ha explicado Batet- ha puesto sobre la mesa cuestiones que "afectan a los derechos de los ciudadanos" y, en este contexto, han trasladado la "preocupación" por las afectaciones sobre el "normal funcionamiento" del Parlament o la necesidad de proteger la "neutralidad" de las instituciones y de los espacios públicos.

Lo más