POSIDONIA BALEARES

Baleares aprueba proteger 650 kilómetros cuadrados de posidonia

Palma, 27 jul (EFE).- El Gobierno balear ha aprobado hoy el decreto de conservación para proteger los 650 kilómetros cuadrados de posidonia marina que hay en aguas de Baleares, por lo que las islas "se convierten en pioneras en Europa" en la salvaguarda de esta planta marina.,En Baleares se encuentra el 50 % de la posidonia inventariada de las costas españolas, ha destacado hoy tras el Consejo de Gobierno el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, que ha expresado su sati

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:21

El Gobierno balear ha aprobado hoy el decreto de conservación para proteger los 650 kilómetros cuadrados de posidonia marina que hay en aguas de Baleares, por lo que las islas "se convierten en pioneras en Europa" en la salvaguarda de esta planta marina.

En Baleares se encuentra el 50 % de la posidonia inventariada de las costas españolas, ha destacado hoy tras el Consejo de Gobierno el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, que ha expresado su satisfacción por la aprobación de este decreto que recoge sanciones que van de los 100 euros a los 2 millones.

"Hoy es un día muy importante" para las Islas Baleares, por la protección de esta planta fanerógama marina endémica del mar Mediterráneo de una importancia "biológica extraordinaria" con extensas praderas en torno al archipiélago, ha declarado.

Se trata de la vegetación marina más extendida en fondos litorales de Baleares, que se localiza entre los 0 y 35 metros de profundidad y que llega hasta 43 metros en el Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera.

Vidal ha reseñado que, con este decreto de protección, las Islas Baleares son "pioneras" en Europa por el hecho de garantizar la conservación de esta planta.

El conseller ha querido reseñar que la comunidad autónoma dispone desde "hace solo dos años" de un dispositivo exclusivo para la protección de la posidonea y vigilar los fondeos de los barcos. "Nunca han existido tantos recursos para la protección de la posidonia", ha reivindicado.

El decreto prohíbe la pesca de arrastre, las extracciones de áridos, el vertido de materiales dragados y el fondeo incontrolado. Asimismo, se incluyen dentro de este régimen las instalaciones de acuicultura nuevas, los emisarios submarinos nuevos y obras nuevas en aquellos casos en que la tramitación ambiental correspondiente determine que puedan tener efectos negativos sobre la posidonia.

También se regula el uso que debe hacerse de los restos de posidonia. Se prohíbe la retirada, la posesión, el transporte y el uso de restos de posidonia muerta en las playas naturales sin servicios, a excepción de las prácticas destinadas a usos tradicionales y con métodos manuales.

En cambio, se puede autorizar en las playas naturales con servicios determinando el método y las zonas de extracción, de acuerdo con las características ambientales y geomorfológicas del lugar.

En cuanto a las playas urbanas, y por razones socioeconómicas, se permite su retirada siguiendo el manual de buenas prácticas que recoge el mismo decreto.

Lo más