CRISIS CATALUÑA

Aragonès acusa a Cs de sentirse "cómodo" cuando hay "tensión en la calle"

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha acusado hoy a Ciudadanos de sentirse "cómodo" cuando hay "tensión en la calle" y ha instado así a esta formación a abandonar la "estrategia de la confrontación".

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 14:07

Vilafranca del Penedès (Barcelona).- El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha acusado hoy a Ciudadanos de sentirse "cómodo" cuando hay "tensión en la calle" y ha instado así a esta formación a abandonar la "estrategia de la confrontación".

Aragonès ha hecho estas declaraciones en Vilafranca del Penedès (Barcelona), donde ha asistido, junto con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, a la Diada castellera de Sant Fèlix.

Aragonès, en declaraciones a los medios, ha lanzado estas acusaciones contra Ciudadanos, después de que este partido haya promovido una campaña para retirar lazos amarillos del espacio público, campaña en la que el presidente del partido, Albert Rivera, y la líder en Cataluña, Inés Arrimadas, se implicaron ayer personalmente con una acción simbólica en Alella (Barcelona).

Además, la concentración que había convocado la formación naranja ayer en el parque de la Ciudadela en apoyo a la mujer agredida el día 25 y en contra de la violencia, terminó con la agresión a un cámara de Telemadrid al ser confundido con un operador de TV3.

"Es evidente que Ciudadanos ha practicado en los últimos meses una estrategia en la que, cuando hay tensión en las calles, se sienten cómodos", ha afirmado el también conseller de Economía.

En este sentido, el vicepresidente de la Generalitat ha emplazado a Ciudadanos y a sus máximos dirigentes a ser "responsables" y a "abandonar la estrategia de la confrontación".

Aragonès ha aconsejado a Ciudadanos que apueste por el diálogo y por la negociación política para resolver la situación "política" de Cataluña.

El vicepresidente catalán ha opinado que los partidos políticos, independientemente de su posición ideológica, deben garantizar los derechos de "todos" los catalanes, en alusión a que los independentistas enmarcan la exhibición de lazos amarillos en el espacio público dentro de la libertad de expresión.

Lo más