CRISIS CATALUÑA

Amnistía dice que la Fiscalía dificulta investigar actuación policial el 1-O

Amnistía Internacional ha denunciado "el desinterés, obstrucción y falta de colaboración" de la Fiscalía a la hora de investigar "el uso excesivo de la fuerza" por parte de la Policía y la Guardia Civil en el 1-O, y ha solicitado al ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, la retirada de pelotas de goma.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:00

Amnistía Internacional ha denunciado "el desinterés, obstrucción y falta de colaboración" de la Fiscalía a la hora de investigar "el uso excesivo de la fuerza" por parte de la Policía y la Guardia Civil en el 1-O, y ha solicitado al ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, la retirada de pelotas de goma.

La organización ha presentado hoy el informe "1-O en Cataluña: Obstáculos para la investigación del uso excesivo de la fuerza", en el que afirma que los agentes "usaron de forma excesiva y desproporcionada la fuerza contra personas que pasivamente se resistían" a ser desalojados de los centros de votación en la jornada del referéndum.

Amnistía, que observó la actuación policial entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre, denuncia que, "frente a los esfuerzos de varios juzgados por establecer la verdad de lo ocurrido", el ministerio público desarrolle "acciones tendentes a la descalificación de las denuncias" y "la obstrucción de diligencias".

Considera que la Fiscalía está incumpliendo su papel de impulsar las investigaciones al oponerse a varias diligencias en las causas que ocho juzgados catalanes tienen abiertas por denuncias de uso excesivo de la fuerza el 1-O, como la personación de ciudadanos lesionados en el procedimiento que sigue el juzgado de instrucción 7 de Barcelona, que aglutina 257 denuncias.

Por otra parte, Amnistía reconoce que la actuación de las fuerzas de seguridad fue en ocasiones "claramente obstaculizada" y se hace eco de los datos de Interior, que dan cuenta de que 58 policías y 37 guardias civiles resultaron heridos como consecuencia de esos impedimentos.

Sin embargo, también señala que los agentes "hicieron uso peligroso e inadecuado de material antidisturbios" como pelotas de goma, cartuchos de fogueo o sustancias químicas irritantes, lo que, a su juicio, es un "uso de fuerza excesiva contra personas que querían votar en el referéndum y que no representaban ninguna amenaza para los agentes".

Menciona casos como el de Roger Español, que perdió un ojo por el impacto de una pelota de goma disparada por la Policía en el cruce de la calle Sardenya con Diputació, en Barcelona; el de Alejandra Rayas, a quien la Policía golpeó "sin razón aparente", también en Barcelona; o el del municipio gerundense de Aguaviva, donde un agente dispersó a los manifestantes con un spray irritante.

Por ello, pide a Zoido la retirada de las pelotas de goma por ser "altamente imprecisas" y conllevar "un alto riesgo", y solicita que impulse investigaciones internas para depurar responsabilidades sobre la actuación policial el 1-O y que suspenda de servicio a los funcionarios que estén siendo investigados por estos hechos.

A la Fiscalía le pide que cambie "radicalmente su actitud" y adopte un "rol proactivo" en las causas abiertas y denuncia que se haya escudado en la violencia de los manifestantes como "un elemento clave" para descartar investigaciones a las Fuerzas de Seguridad.

Lo más