PP-P.VASCO

Alonso: acuerdos Sánchez-Urkullu son el inicio del precio a pagar por Moncloa

Madrid, 26 jun (EFE).- El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha advertido hoy de los acuerdos alcanzados ayer entre el presidente del Gobierno y el lehendakari son "el inicio de un precio que hay que pagar a cambio del sillón de La Moncloa" y ha pedido que "la debilidad de Sánchez no se convierta en la debilidad de España".,En conferencia de prensa en la sede del PP, Alonso ha reaccionado así tras conocer que Pedro Sánchez e Iñigo Urkullu acordaron crear dos comisiones bilaterales, una par

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:33

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha advertido hoy de los acuerdos alcanzados ayer entre el presidente del Gobierno y el lehendakari son "el inicio de un precio que hay que pagar a cambio del sillón de La Moncloa" y ha pedido que "la debilidad de Sánchez no se convierta en la debilidad de España".

En conferencia de prensa en la sede del PP, Alonso ha reaccionado así tras conocer que Pedro Sánchez e Iñigo Urkullu acordaron crear dos comisiones bilaterales, una para acercar presos etarras a cárceles vascas y otra para el traspaso de las 37 competencias pendientes en el Estatuto de Gernika.

Para Alonso, la "agenda" con la que Urkullu acudió a la cita con el presidente del Gobierno estaba pactada con Bildu y representa el "viraje a la radicalidad del PNV", además de "generar expectativas" de cambios en el País Vasco con lo que se pretende "avanzar en la ruptura".

Así, tras definir a Sánchez como "un sembrador de vientos", Alonso ha explicado que se trata del mismo camino seguido en Cataluña donde, "partiendo de la debilidad del Gobierno, se generaron expectativas, que abrieron la puerta" a exigencias mayores.

"La debilidad del Gobierno de Sánchez no puede ser la debilidad de España", ha subrayado Alonso, tras los que ha exigido al presidente que "no haga suya la idea de los nacionalistas".

En concreto, el dirigente popular ha destacado que "la política penitenciaria no puede ser objeto de transacciones y negociaciones" y el acercamiento de presos que no han cumplido con los requisitos del arrepentimiento y la colaboración con la justicia supone "un ultraje a las víctimas".

Por ello, ha exigido que haya una "declaración formal y que se posicione el ministro del Interior sobre esta cuestión que, en su opinión, supone "engañar a las víctimas: "no se puede decir palabras bonitas en el Ministerio de Interior y lo contrario en Moncloa", ha dicho.

También ha destacado como "muy preocupante" que se pueda plantear por parte del Estado la retirada del recurso a la ley de víctimas de abusos policiales ya que supone que se "suplanta la actividad de los tribunales de justicia y liquida la presunción de inocencia", lo que en su opinión supone "una dejación en la defensa de los derechos fundamentales" de los policías y los guardias civiles.

Otro asunto que también resulta "muy preocupante" es la posibilidad de "abrir una grieta en el sistema de la Seguridad Social" y que la posibilidad de que se comparta la gestión con el Gobierno Vasco "sobrepasa la doctrina del Tribunal Constitucional" y abre la puerta a la ruptura de la caja única, pilar de la solidaridad en España.

Por todo ello, Alonso ha advertido de que, ante la "debilidad del Gobierno y el viraje a la radicalidad del PNV" no se puede generar expectativas que hagan pensar que "hay una ventana abierta a la ruptura del régimen constitucional o que pueda haber un paso en la definición de un nuevo estatus soberanista en el País Vasco".

"Estas cosas empiezan poco a poco", ha advertido Alonso, para quien Sánchez ayer "no pensó en las consecuencias de lo que hacía, solo pensó en la foto que se iba y en agradar, pero no pensó en que lo de ayer abre una puerta a la incertidumbre estatutaria".

Por todo ello, concluyó expresando su esperanza de que "la debilidad de Sánchez no se convierta en la debilidad de todos".

Lo más