CONGRESO GRUPOS

PP, Cs y Vox denuncian que no ha habido diálogo sobre el reparto de escaños

Los grupos parlamentarios de PP, Cs y Vox han denunciado este martes la ausencia de diálogo que el PSOE, y en concreto la Mesa del Congreso, ha practicado para buscar un acuerdo sobre el reparto de escaños en el hemiciclo de la Cámara, por lo que pedirán su reconsideración.,Ni PP ni Cs ni Vox han recibido consulta alguna sobre este asunto, hasta tal punto que los representantes del Partido Popular y de Ciudadanos en la Mesa se han encontrado con la propuesta sin tener cono

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:15

Los grupos parlamentarios de PP, Cs y Vox han denunciado este martes la ausencia de diálogo que el PSOE, y en concreto la Mesa del Congreso, ha practicado para buscar un acuerdo sobre el reparto de escaños en el hemiciclo de la Cámara, por lo que pedirán su reconsideración.

Ni PP ni Cs ni Vox han recibido consulta alguna sobre este asunto, hasta tal punto que los representantes del Partido Popular y de Ciudadanos en la Mesa se han encontrado con la propuesta sin tener conocimiento de ella.

Según indican a Efe fuentes de ambos grupos, a los dos les ha sorprendido tanto la presentación y exposición de la propuesta como la intención de someterla a votación, lo que se ha hecho.

PSOE y Unidas Podemos, que suman cinco votos en una Mesa de nueve integrantes, la han sacado adelante pese a que el PP no ha votado y Cs se ha manifestado en contra.

Una fuente de la Mesa ha criticado en declaraciones a Efe que no se haya visto el modelo de reparto de escaños previamente en la delegación de secretarios que se había formado justo para analizar con los grupos la distribución.

El portavoz interino del grupo popular, José Antonio Bermúdez de Castro, ha lamentado no solamente la falta de unanimidad del reparto, sino además que el dibujo se haya planteado en la Mesa sin haberlo siquiera hablado con el PP, el principal grupo de la oposición.

De "imposición" la ha tildado luego Bermúdez de Castro, para quien en un asunto como éste debe haber consenso y para el que "no es la mejor manera de empezar la legislatura"; en su opinión, se ha dado prioridad a la "tensión política" en una cuestión de régimen interno como la ubicación de los diputados en el hemiciclo.

En representación de Ciudadanos ha hablado la portavoz, Inés Arrimadas, y ha sido muy crítica con este acuerdo por cuanto lo considera un ejemplo más del modo de actuar de "la maquinaria sanchista".

De todos los elementos la portavoz de la formación "naranja" se ha fijado en la localización de los seis diputados del PNV, a los que cree que el PSOE "ha premiado por su lealtad", de forma que "le da en los despachos lo que no se ha ganado en las urnas".

A su juicio, al quedar situado en las primeras filas de la bancada central los nacionalistas vascos ocupan "un lugar de honor" a pesar de tener tan solo seis actas.

La secretaria general de Vox, Macarena Olona, ha reprobado que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, se comporte como "el brazo ejecutor" del Gobierno socialista de Pedro Sánchez. Según sus palabras, lo que buscan Sánchez y Batet es "contentar a sus socios independentistas".

Ha reconocido la propia Olona que ella misma se puso en contacto con la Mesa para conversar acerca de la localización de los 24 diputados de Vox en el hemiciclo, pero "la respuesta fue el silencio".

No acepta este partido que por delante de ellos, al quedar emplazados en el "gallinero", las últimas filas del hemiciclo, se sitúen PNV y ERC, grupos que con seis y 14 escaños (sin Oriol Junqueras, que está suspendido), ofrecen una representación inferior a los 24 de la formación de Abascal. "Es un acuerdo sectario", ha apostillado.

Recurrirán la decisión, ha dicho Olona por "dignidad", por "justicia" y por respeto a la normativa parlamentaria.

Lo más