COPE

MADRID-CORONAVIRUS RASTRO

Vendedores del Rastro reclaman una mesa de trabajo presencial para abrir "ya"

Tras cinco meses sin poder poner sus puestos por el coronavirus, comerciantes y vendedores del Rastro de Madrid han protestado hoy por séptimo domingo consecutivo para pedir la apertura inmediata del mercadillo y una mesa de trabajo presencial con el Ayuntamiento para retomar la actividad de forma "justa y digna".,'De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, ¡cueste lo que cueste!' o '¡Cueste lo que cueste, el Rastro se defiende!' son algunas de las consignas que han

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:30

Tras cinco meses sin poder poner sus puestos por el coronavirus, comerciantes y vendedores del Rastro de Madrid han protestado hoy por séptimo domingo consecutivo para pedir la apertura inmediata del mercadillo y una mesa de trabajo presencial con el Ayuntamiento para retomar la actividad de forma "justa y digna".

'De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, ¡cueste lo que cueste!' o '¡Cueste lo que cueste, el Rastro se defiende!' son algunas de las consignas que han marcado la protesta en la plaza de Cascorro convocada por la Asociación El Rastro Punto Es, la asociación Argatsana y la Asociación Independiente del Rastro (Asiveras), secundada por unas 400 personas, según los convocantes.

La vicepresidenta y portavoz de la primera de las entidades citadas, Mayka Torralbo, ha indicado a Efe que han vuelto a manifestarse "para seguir reivindicando que el Rastro de Madrid se abra ya" con la propuesta que han hecho los comerciantes de instalar un 50 % de los puestos un domingo y el otro 50 % el domingo siguiente bajo el criterio de "un puesto sí y otro no" para poder guardar las medidas de seguridad, y en los sitios habituales.

"Llevamos más de cinco meses mil familias sin poder trabajar, porque el Ayuntamiento sigue manteniendo suspendida la celebración del Rastro", agrega Torralbo, quien asegura que la propuesta de los comerciantes ha sido "recientemente avalada por expertos en epidemias", por lo que considera que "no hay excusas sanitarias para decir que no se puede aplicar" su "justa y generosa propuesta".

Además, argumenta que la orden de la Comunidad de Madrid "ya permite abrir el cien por cien" de los mercadillos.

"Y aún así -ha añadido- nosotros, para cuidar a nuestros vecinos y visitantes, nos hemos autolimitado a abrir voluntariamente solamente dos veces al mes, trabajar una vez cada quince días. Por lo tanto, pedimos nuevamente a la Alcaldía que convoque una mesa de trabajo presencial, porque es la única manera de que podamos ponernos a trabajar, todo el tiempo necesario, hasta llegar a un acuerdo".

Torralbo ha lamentado que "a pesar de que la vicealcaldesa (Begoña Villacís) ha dicho recientemente en los medios de comunicación que nos iban a convocar, todavía estamos esperando", y asegura que en esta semana no han recibido de la Alcaldía "ninguna convocatoria".

"Solamente hemos recibido un correo del concejal de Centro (José Fernández) volviéndonos a plantear una y otra vez la misma propuesta de hacer cinco minimercadillos desconectados entre sí, aislados, y quitando todos los puestos de plaza de Cascorro, ronda de Toledo y la gran mayoría de Ribera de Curtidores, todas zonas muy amplias donde se pueden instalar perfectamente el 50 % de los puestos", ha recalcado la vicepresidenta de El Rastro Punto Es.

Desde el Consistorio "insisten" en trasladar doscientos de esos puestos a la calle Gran Vía de San Francisco, que se encuentra "a viente minutos del epicentro del Rastro", algo que Torralbo considera "incomprensible a estas alturas".

"Se necesita desbloquear la situación y por lo tanto pedimos nuevamente una mesa de trabajo presencial, necesitamos ponernos todos a trabajar hasta que se busque una solución justa y digna para estas mil familias que ya estamos padeciendo mucho por el abandono de la administración ", ha incidido Torralbo.

Hasta el momento todas las conversaciones con el Consistorio han sido por vía telemática, la última el 29 de julio.

El Ayuntamiento presentó el 8 de julio una nueva propuesta de tal modo que el mercadillo se distribuya en cuatro vías: las calles Ribera de Curtidores y Gasómetro (para la que tendrán que contar con la colaboración del distrito de Arganzuela) y las plazas del General Vara del Rey y Campillo del Mundo Nuevo.

Estos viales deberían ser unidireccionales para facilitar la circulación en un solo sentido.

Según la junta municipal, esta nueva distribución permitiría abrir cada domingo a unos 350 puestos de forma rotatoria en función del listado de autorizados.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar