• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Valls carga contra la "decadencia" que representa Maragall y le reta a un cara a cara

Valls carga contra la decadencia que representa Maragall y le reta a un cara a cara

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 23:27

Pide el apoyo de los votantes socialistas porque "nunca habrá un compromiso con el nacionalismo"

El candidato de BCN Canvi-Cs a la Alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, ha cargado este jueves contra el candidato de ERC, Ernest Maragall, porque considera que representa la "decadencia" de lo que supondría que el independentismo gobernara la ciudad y le ha retado a debatir en un cara a cara.

Lo ha dicho en el acto central de campaña en el Palau Olímpic Vall d'Hebron ante unas 1.000 personas y acompañado de la líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, el número tres de la candidatura, Celestino Corbacho y el dramaturgo Albert Boadella, entre otros.

"Ernest Maragall no puede ser alcalde de esta ciudad. Respetamos el patrimonio familiar y cultural que representa pero es un personaje que es hoy la expresión paradigmática del converso", y lo ha acusado de radicalizarse y de no tener experiencia de gestión.

Pese a que considera al republicano respetable por algunos motivos, ha sostenido que "ha acabado entrando en la lógica agitadora del 'procés' y ha superado a sus predecesores de ERC en el uso reiterativo y provocador del neolenguaje independentista", como decir que el Estado reprime al independentismo.

Ha recordado el discurso que hizo Maragall en la sesión de constitución del Parlament el año pasado, cuando dijo: "El país será siempre nuestro", una frase que Valls cree que se encuentra a medio camino de las proclamas de los CDR y 'la calle es mía' del exministro Manuel Fraga.

"No es lo que podíamos esperar de su extracción cultural", y ha afirmado que durante la campaña Maragall está intentando esconder sus intenciones para Barcelona, que, según él, son utilizar a la capital catalana como palanca para conseguir la independencia.

Por eso, le ha pedido que "tenga el coraje de contrastar su visión del futuro de Barcelona" con las propuestas que plantea Valls en un debate cara a cara.

También ha relatado las consecuencias que cree que tendría si el independentismo gobierna el Ayuntamiento: "Sectarismo, división, rechazo de la ciudad abierta, alejamiento de España y, por tanto, de Europa, comarcalismo, obsesión etnicista".

"En definitiva, decadencia. ¡Pobre Barcelona! Todo esto es lo que representa la propuesta 'indepe'. La subordinación, la sumisión, la decadencia. Os lo quiero decir con toda claridad. Con respeto pero con claridad y contundencia", ha aseverado.

Ha insistido en que la victoria de la ANC en las elecciones de la Cámara de Barcelona, que tacha de asalto, es la primera muestra de lo que puede pasar tras las elecciones si gana el independentismo: "No queremos que Barcelona se gobierne desde Waterloo".

"AMO BARCELONA"

Valls ha defendido que "sin seguridad no puede haber libertad", ya que asegura que durante el mandato de la alcaldesa, Ada Colau, ha caído el nivel de seguridad en la ciudad, y también cree que ha habido dejadez en el mantenimiento y la conservación del mobiliario urbano.

Ha advertido de que el resto de candidatos "tienen un amor a Barcelona muy condicionado porque se proponen hacerla más pequeña, aislarla, subordinarla a sus designios", mientras que él reivindica que ama la ciudad.

"Creo que no es exagerado decir que nosotros sí que amamos Barcelona. Y por eso no queremos que sea una moneda de cambio. No queremos que sea una palanca, ni una sucursal ni una delegación", ha añadido.

VOTANTE "PROGRESISTA"

Además, ha apelado a los votantes "que vienen de la tradición progresista y que quizás dudan sobre el sentido de su voto", y ha pedido que lo apoyen porque confía en que será la sorpresa y que será el próximo alcalde.

"Pido a todos los electores progresistas y socialistas votar el cambio que representamos porque nunca habrá un compromiso con el nacionalismo", porque considera que el PSC puede pactar un tripartito con Colau y ERC.

ACTO MÁS MULTITUDINARIO

Este acto, titulado como 'Gran fiesta de campaña' y que ha durado casi tres horas, ha sido con diferencia el acto más multitudinario de la campaña de Valls, reuniendo a un millar de personas --1.200 según los organizadores--, entre ellas personalidades como Boadella, el periodista Arcadi Espada, el publicista Lluís Bassat y el empresario Alfonso Rodés, entre otros.

También ha servido para volver a escenificar el apoyo de Cs al candidato, con la participación de Arrimadas y la asistencia de la totalidad del grupo de la formación naranja en el Parlament, y también ha contado con el respaldo público de su hermana, Giovanna Valls, que en el pasado había sido crítica con algunas opiniones de Valls sobre el proceso independentista.

Lo más