COPE

CONGRESO PLENO

Una moción de Vox sobre actos violentos sube la tensión entre los grupos

La tensión y la crispación entre los grupos ha regresado este miércoles al Congreso con motivo de una moción de Vox contra los actos violentos de naturaleza política, de los que ha responsabilizado al Gobierno.,El diputado de Vox Ignacio Garriga ha expuesto nuevamente esta iniciativa ante el pleno después de la interpelación que protagonizó con el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, a finales del pasado mes de junio.,La campaña electoral en Galicia y en el País

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:57

La tensión y la crispación entre los grupos ha regresado este miércoles al Congreso con motivo de una moción de Vox contra los actos violentos de naturaleza política, de los que ha responsabilizado al Gobierno.

El diputado de Vox Ignacio Garriga ha expuesto nuevamente esta iniciativa ante el pleno después de la interpelación que protagonizó con el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, a finales del pasado mes de junio.

La campaña electoral en Galicia y en el País Vasco, donde los comicios fueron el 12 de julio, aún no había comenzado, pero en precampaña Vox denunció actos violentos y amenazas contra sus dirigentes. Por ello, defendió aquella interpelación.

Este miércoles, Garriga ha acusado al Gobierno de "promover la violencia política" y ha dicho que el Ejecutivo al completo "ha hecho suyo el matonismo político" del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.

Acto seguido ha tildado al Gobierno de "criminal" por ser "responsable de la muerte de más de 50.000 compatriotas" como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

En un ambiente así, Vox, ha añadido, no pudo hacer campaña con normalidad ni en Galicia ni en el País Vasco por "el acoso y las agresiones" sufridas, y ha aportado algunos números: 181 ataques de "las mal autodenominadas brigadas antifascistas" o "42 ataques a las sedes".

Garriga, que es diputado por Barcelona, ha denunciado además el hostigamiento reciente recibido en el barrio de El Raval, en la capital catalana. "Las hordas violentas de la CUP nos impidieron reunirnos con los vecinos", ha proclamado.

Presidía el debate en ese momento el vicepresidente primero de la Cámara, el diputado socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, quien ha pedido a Garriga, tras su intervención, que retirase la expresión "Gobierno criminal", que había empleado anteriormente.

El diputado se ha negado, pero tales palabras no aparecerán en el diario de sesiones por decisión de la Presidencia.

Ello ha provocado que el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, minutos más tarde, preguntara a Gómez de Celis por qué razón había decidido quitar dicha expresión del diario de sesiones.

Como es una interpretación de la Presidencia y es lo que establece el reglamento, el vicepresidente primero ha zanjado el debate.

Más adelante, ante términos contra Vox empleados por otros portavoces, Espinosa de los Monteros ha insistido en sus protestas, aunque Gómez de Celis no le ha dado la palabra. El portavoz ha sido llamado al orden en una ocasión.

También ha protestado la secretaria general del grupo, Macarena Olona, a quien tampoco le ha dado el vicepresidente el uso de la palabra.

El tono del debate estaba ya crispado. El diputado de Compromís, Joan Baldoví, ha animado a Vox a presentar la moción de censura para que se den "la hostia (sic) parlamentaria de una vez".

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha pedido a Vox que condene también que "unos anormales vayan todos los días a una casa en la que viven tres niños pequeños", alusión a la residencia del vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra Irene Montero.

"Un discurso de odio" es lo que ha hecho Vox en el Congreso, ha enfatizado el diputado socialista Odón Olorza, en lo que ha coincidido el diputado de Unidas Podemos Joan Mena.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo